RGPD - Cookies
Vigo al día

Las obras que se han realizado alrededor del Náutico pudieron influir en el derrumbe de la cúpula

FOTOS Y TEXTO: JOSÉ MARÍA NAVLET- REDACCIÓN/ Eso creen varios arquitectos consultados por esta redacción. Para ellos, es difícil creer que la cúpula del edificio del Náutico, hubiese pasado la Inspección Técnica de Edificios (ITE) apenas dos años atrás, sin que se hubiesen detectado fallos estructurales en la misma o “en cualquier otra parte” del inmueble, “más aún si, como se ha dicho, se sometió a la cúpula misma a pruebas de carga”. Si fue así, “cualquier problema, y más en la estructura, hubiese aparecido inmediatamente”, puesto que, como recuerdan, en estas inspecciones, “y más tratándose de un edificio de esta importancia”, se revisan exhaustivamente desde la cimentación, detallándose si es corrida, con zapatas, de losa o sobre pilotes, pasando por la estructura, viendo el estado de los muros de carga, el estado de las maderas o del hormigón armado, si se ha empleado este tipo de material, y terminando por las cubiertas, los tejados, en los que se analiza el estado de los materiales, dependiendo de si estos son teja, pizarra, chapa, fibrocemento, si acaba en una terraza plana o si metálica.

A estos estudios se unen otros que determinan las condiciones básicas de seguridad, estabilidad, estanquidad, consolidación estructural, además de asegurarse de que no hay daños que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, muros y demás elementos arquitectónicos, “amén de revisar los elementos externos, estado de la fachada, canalizaciones de agua, instalaciones de luz, chimeneas o medidas contraincendios».

Por todo ello, creen que la causa que ha podido influir en el derrumbe de la cúpula del edificio “ha tenido que sobrevenir con posterioridad a la inspeccióny, “muy difícilmente”, como ha manifestado el alcalde en rueda de prensa, que el daño que pudiese tener el edificio estuviese oculto.

Sí apuntan a la posibilidad de que las obras que se han realizado en el entorno del Náutico  pudiesen haber influido en este suceso, aunque indicando que el problema, “con una revisión periódica”, hubiese podido “detectarse y acometer su arreglo”, por lo cual, a la espera de las conclusiones de los técnicos, “y con todas las reservas y las cautelas del mundo”,  afirman que esta causa debe ser muy tenida en cuenta. A ello añaden la necesidad de un adecuado mantenimiento,algo que debe de ser prioritario en inmuebles que, como el del Naútico, además del paso del tiempo, tienen que aguantar la proximidad al mar”.

La parte superior se desplomó a la hora de comer

Por cuestión de minutos no sucedió una tragedia mayor, declaró este miércoles a vigoalminuto el gerente del Real Club Náutico de Vigo, José Luis Moralejo, que se encarga de supervisar las tareas de desescombro que, desde primera hora de hoy, ya realizan un equipo de obreros contratados por la conocida institución.

Moralejo indicó que entre las 15.30 y las 15.45 horas observaron caer un pequeño trozo de la cúpula seguido de un pequeño ruido, lo que les llevó a activar el Plan de Emergencias y Seguridad, esto es, desalojo inmediato de todas las personas de las instalaciones. Acto seguido después de salir la última persona del inmueble caía sobre las escaleras interiores la claraboya que dibujaba una rosa de los vientos.

Se da la circunstancia de que el momento en que se produjo el derrumbe había socios en el comedor, lo que indica que de no haberse procedido con la celeridad suficiente hoy se podría estar hablando de heridos o algo peor.

Según Moralejo el edificio que alberga el Real Club Náutico de Vigo había pasado la Inspección Técnica del Edificio (ITE) hace dos años, por lo que en este momento se estudian las causas que pudieron provocar el desplome de la estructura superior. La dirección de la institución estima que el inmueble continuará cerrado un par de días debido a que el acceso a la mayoría de las dependencias interiores está impracticable y no se permite la entrada mientras duren las tareas de limpieza.

 

También te puede interesar