RGPD - Cookies
Vigo al día

«No hubo ni destrozos en la oficina, ni agresiones, ni amenazas a nadie de Comisiones Obreras»

Así lo asegura una de las personas que estuvo este lunes, primero en el despacho de Comisiones Obreras en la planta quinta del Concello y, luego, en la sede del sindicato, en Navia. Se trata de uno de los opositores que sacó su plaza en la oferta pública de empleo de 2008 y que, como recalca, lleva un año en su puesto, “en el que entré después de presentarme varias veces”.

Durante una larga entrevista en la redacción de este diario, aclara que no es el primer contacto que, tanto él como varios de quienes les acompañaban el pasado lunes, tiene con Comisiones, sino que hubo varios anteriores, “hace dos meses estuvimos en la oficina de Comisiones Obreras en el Ayuntamiento para que nos aclarasen qué estaba pasando con las oposiciones y que nos contasen, exactamente, qué pretendía el sindicato”, en un principio, continúa, “se nos vendió que la denuncia afectaba sólo a la tercera y cuarta fase de las oposiciones, pero no la primera y la segunda, que sería la que nos tocaría la mayoría de nosotros”. Aquello, dice, “calmó bastante los ánimos porque eso suponía que no nos tocaba y no pasaba nada”.

A principios de semana, prosigue, conocemos que la denuncia sí afecta a la totalidad de los exámenes, “es cuando vemos peligrar nuestro puesto de trabajo y decidimos ir a hablar con los delegados de Comisiones en el Concello.”. Allí, subraya, se confirma que es así, “que se impugna toda la oferta pública, lo que incluye tanto la primera y la segunda fase, como la tercera y la cuarta, y el razonamiento que se nos da es que se hace porque no ha entrado de  Comisiones Obreras”, esto nos altera, es inevitable. “Nos mintieron, se lo dejamos claro”, y, sigue, “nos dicen que ellos no tienen la culpa, que en los exámenes había miembros de otros sindicatos, que eso no es legal y que denuncian toda la oposición y que, nosotros seríamos los daños colaterales de un proceso que debía de haberse hecho de otra manera…no sé si por parte del Ayuntamiento, por los propios sindicatos, si se trata de una lucha de poder entre ellos, o por lo que sea. Nos dieron la razón, nos dicen que sí, que pagamos sin tener la culpa, pero que la denuncia sigue adelante…pese a que en la primera y segunda fase había cuatro delegados de Comisiones Obreras en la primera y segunda fase en varios tribunales. Entonces se comprometen a hablar con la Secretaría Comarcal para ver si hay posibilidad de que se pare la denuncia”

Vigoalminuto.- …¿pero es verdad que hay altercados, amenazas, rotura de material, agresiones o intento de agredir a las personas de Comisiones Obreras y que se las retiene en el despacho?

Opositor.- …sí es cierto que cuando se nos dice que como no entró nadie de Comisiones la gente se alteró…hubo gritos, pero nunca se agredió, nunca se tiró o se rompió material de oficina…si hasta llamaron a la Policía, algo que les recriminamos…llamáis a compañeros para echar a compañeros. La Policía vino y lo único que nos dijo es que siguiésemos con la reunión sin levantar la voz, sin gritar…

VAM.- …¿se rompió el mobiliario, material de oficina, se amenazó de muerte, hubo zarandeos?…eso está en la denuncia que presenta el sindicato, con nombres y apellidos…

O.- …negar que la gente se alteró es absurdo, no voy a hacerlo…no puede decirse que se destrozó la oficina, porque no es verdad…

VAM.- …¿ni intento de agresión, ni amenazas?..

O.- no, nada de eso, nada de nada. Estuvo allí la Policía y no pasó nada. Se nos dijo que iban a llamar a la Comarcal, esperamos una hora o así…

VAM.-…¿había 50 personas?…

O.-No,no, seríamos unas 30 o así…bien, esperamos, nos llaman para que pasemos a la oficina y nos dicen que acababan de hablar con la Comarcal, antes Conchi Domínguez, la delegada de Comisiones en el Concello, nos asegura que por su parte sí que se retiraría todo, que el tema se le ha ido de las manos, pero que la comarcal le dice que, llegados a este punto, no podían dar marcha atrás…

VAM.- …¿y ni en ese momento se destroza la oficina o se amenaza, se insulta?

O.-No, no, para nada…sí decidimos irnos a la sede de Comisiones Obreras, a Navia,  y hablar con el delegado, José Cameselle para explicarle la situación…

VAM.- …¿sois vosotros los que llamáis a Comisiones para avisar de que vais?

O.- ¡Nada!, para nada…si hubo gente que llegó antes porque fue en moto y, cuando llego yo ya hay tres o cuatro personas hablando con Cameselle, como se ve en el vídeo. Se le dice, de buenas maneras si nos puede atender y nos contesta que aquel día no, que en tres o cuatro días, y le contestamos que no puede ser, que el juicio se echa encima, iba a ser el jueves, y que no podemos esperar, a lo que contestó, ‘¿es que sois médicos que tenéis tanta urgencia?’. Ahí se alteran algo las cosas y alguien le responde ‘no soy médico ni soy astronauta, soy un trabajador, padre de familia y quiero que me des una solución’. Él se niega, dice que nos puede atender al día siguiente y le contestamos que nos diga eso por escrito porque de palabra ya no nos fiamos de nadie. A esto Cameselle contesta que ni hablar, que el no firma nada…

VAM.- …¿el papel era el compromiso firmado de que os atendería el martes?

O.- …sí, sí, eso mismo. Repite que por escrito no nos va a dar nada y es entonces cuando le pedimos que en lugar de hablar eso en medio de la calle, vayamos a su despacho y su respuesta fue ‘yo a unos locos no los meto en mi oficina’. Hasta ese momento no había pasado nada…entonces llega gente  de Comisiones y es cuando se alteran las cosas…más cuando uno de ellos dándole a uno de nosotros con el dedo en el pecho le dice ‘`pues volvéis a opositar, volvéis a opositar’…

VAM.- …pero ¿hubo amenazas, gritos, intento de pegarle a alguien?…

O.-…gritos, sí, tensión, sí, palabras más fuertes que otras, también…por las dos partes, pero nada de agresiones, ni intento de pegarle a nadie…

VAM.- …¿se zarandeó a José Cameselle?..

O.- No, no, para nada, yo estaba al lado y nada de eso…hay acusaciones muy graves, se nos llama perros rabiosos, se nos acusa de pegarle, hasta de detención ilegal…

VAM.- …¿estaba allí sin poder salir, sin poder marcharse?

O.- …te juro por Dios, estaba al lado de él, hablando con él y no me enteré cuando se fuenadie lo agarraba, nadie le pegó, no hubo nada más que gritos…ya digo, por las dos partes…

VAM.- …¿nadie le dijo ‘sabemos dónde vives, sabemos por donde andas, esto no se acaba aquí’, nadie lo amenazó?

O.- …si había gritos, pero nada más…se llamó a la Policía, vinieron dos patrullas de la Local y dos de la Nacional …no llegaron ni actuar, ni a intervenir…no se identificó a nadie, nada de eso No pasó nada. Si nuestra intención hubiese sido agredirle…éramos 20 o así, le habríamos agredido, pero nadie quería pegarle, nadie.

VAM.- ¿La mayoría de los que estabais allí eráis policías, bomberos o había otros funcionarios?

O.- No sabría decirte, si había más policías y bomberos, no los conozco a todos, pero sí sé que había también subalternos, gente de parques y jardines…de toda la oferta pública.

VAM.- ¿Eso supone que no te preocupa la denuncia por, y te lo digo textualmente, “amenazar, retener, increpar, insultar y zarandear violentamente” que ha presentado José Cameselle?

O.- No, no creo que salga adelante, no pasó nada de eso. Sí me preocupa la otra denuncia. Tengo 29 años, llevo preparando oposiciones desde los 18, mi vida era estudiar, prepararme para las pruebas físicas y tener suerte los días de los exámenes…que hay que tener suerte y estar bien, para aprobar y ganar la plaza. Eso sí me preocupa, porque he entrado, con lo difícil que es entrar, pensé que estaba tranquilo, y ahora tengo que pensar en que puedo quedarme fuera, sin tener culpa ninguna. Hay compañeros que tienen hijos, hipotecas, que han dejado trabajos fijos cuando han aprobado la oposición y que ahora pueden quedarse en la calle, eso sí me preocupa…y hoy no he dormido bien pensando en eso. Yo no tengo que pensar si el tribunal está bien constituido, por culpa de quien sea, yo bastante tenía con aprobar como para ahora ver que puedo quedarme sin trabajo sin tener la culpa de nada….si es difícil aprobar una vez no quiero imaginarme lo que será hacerlo dos veces.

VAM.- Pero todo esto no os ha ayudado, estarás de acuerdo.

O.- Es una mala señal que José Cameselle, siendo delegado de un sindicato, no quiera hablar con los trabajadores…y aún es peor que escape. Si hubo discrepancias, gritos, pero en ningún momento, en ninguno, intento de pegarle…tampoco amenazas de muerte, yo no oí nada de eso…yo no lo conocía de nada…tampoco voy a mojarme por lo que hayan dicho 30 tíos, no tengo oído para todos.

 

También te puede interesar