RGPD - Cookies
Cultura Destacados

Sus investigaciones del franquismo le llevan de nuevo al banquillo

Ver sentado en el banquillo al juez Baltasar Garzón comienza a ser algo habitual. Si hace una semana el Tribunal Supremo (TS) le juzgaba por unas escuchas ordenada por él dentro de la trama Gürtel, hoy son los crímenes de la dictadura franquista los que le han llevado de nuevo a la misma sala.

Un «escándalo» para organismos como Aministía Internacional, que Garzón se siente en el banquillo porque «investigar no es delito« y un acto «de justicia»  para colectivos de la derecha española como Manos Limpias. Sea como sea, que el mediático juez vuelva al TS no deja indiferente a nadie.

Garzón, que espera sentencia por el juicio de las escuchas en el que se piden 17 años de inhabilitación profesional, ahora le piden otros 20 años por investigar esos crímenes del franquismo. Como ya os contamos hace una semana, con tan sólo un día de condena, Garzón no podrá volver a ejercer como juez nunca más.

Nuevamente, Garzón se ha sentido muy arropado a su llegada de esta mañana al TS por sus colegas-jueces de la Audiencia Nacional. Entre los asistentes, el coordinador de IU, Cayo Lara, así como varios integrantes de colectivos a favor de la Memoria Histórica.

Con gritos de «Garzón, amigo, el pueblo está contigo» o «Fosas cerradas, heridas abiertas», el juez -que ya lleva dos años inhabilitado de manera cautelar- accedió a la sala del Alto Tribunal, en donde también hay distintos observadores de organismos internacionales siguiendo el proceso.

Hoy sólo se está celebrando una vista oral con las correspondientes cuestiones previas, ya que el juicio se retomará el próximo día 31 con el interrogatorio a Garzón.

El magistrado está acusado de un presunto delito de prevaricación que habría cometido con la investigación que llevó a cabo en el año 2008 sobre los crímenes cometidos tanto durante la Guerra Civil española como durante la dicatura de Franco.

Durante el juicio celebrado hace una semana, Garzón afirmó que asumía «todas y cada una de las decisiones tomadas» cuando ordenó las escuchas en la cárcel entre los cabecillas de la trama Gürtel con sus abogados.

También te puede interesar