Vigo al día

Más de 3.000 ciudadanos chinos residentes en Galicia celebran el Año del Dragón de Agua

El 2012 será el año del Dragón de agua, animal que inspira un especial respeto en la cultura china. Esta fuertemente relacionado con el agua porque se cree que son los gobernantes del los cuerpos de agua en movimiento, como las cascadas, los ríos y los mares. El Dragón según los chinos es un animal creativo que  representa la sabiduría y la honestidad. Y así lo creen los más de 3.000 ciudadanos chinos que viven en Galicia y que, desde el próximo lunes, día 23 celebran la llegada del nuevo año.

Según las tradiciones, en el Año Nuevo Chino toda la familia tiene que reunirse para comer juntos. Si en los platillos domina el color rojo y verde, será un signo de buena suerte y crecimiento para todos los invitados. Para lograr que nada se meta en sus deseos es necesario hacer una máscara de dragón para asustar a los malos espíritus y al demonio Nian. La parte importante de preparar la casa para la celebración del año nuevo chino son las aromas basados en aceites esenciales con olores naturales: naranja, limón, pino, bosque. Otra tradición muy simbólica es sembrar un árbol de naranja o limón en el día de celebración, la creencia es que este ritual traerá excelente fortuna a las siguientes 7 generaciones. Las mujeres chinas que quieren casarse pronto en el año nuevo chino se visten de rojo y ponen flores en su cabello. Una tradición importante, que ya se ha hecho universal, es ir a visitar los amigos y parientes para desearles prosperidad y éxito y entregarles las tarjetas rojas, y así deshacerse de los rencores de pasado.

La celebración del nuevo año se remonta miles de años y está llena de leyendas y tradiciones, una de las más famosas es la Leyenda de Nian (que en chino significa “año”), un monstruo carnívoro que vivía en las profundidades del mar, y de vez en cuando salía a la superficie para alimentarse con los animales y humanos que encontraba a su paso. La leyenda cuenta que una noche apareció un hombre que prometió que se quedaría fuera toda la noche e iba a cuidar al pueblo del monstruo, nadie le creyó. Al llegar la noche y aparecer el monstruo se escucharon petardos estallando. Al día siguiente el pueblo estaba intacto y no encontraron a aquel señor por ninguna parte. Los habitantes pensaron entonces que había llegado el Dios a salvarlos.

Es por ello, que en el festival del Año Nuevo Chino, se cuelgan banderas rojas y se lanzan petardos. Incluso en algunos lugares es tradicional mantener las luces encendidas y lanzar petardos por las calles, ya la víspera, por si algún año cuando menos lo esperen, vuelva Nian para acabar con todos.

Además, este día especial se cuelgan papeles escritos con bendiciones  y buenos augurios por toda la casa. Esta celebración, como en todas las culturas, también está llena de supersticiones: barrer el piso en los primeros cinco días del Año Nuevo Lunar trae mala suerte, debido a que uno puede por accidente, barrer la buena suerte y riqueza de uno fuera de casa. También está prohibido totalmente el lenguaje negativo y hablar de la muerte. Si se te rompe un plato, hay que decir tan pronto como sea posible “sui sui ping an,” que quiere decir  ”paz a través del año”; hay que mantener encendidas las barras de incienso y las velas de los altares día y noche para promover la longevidad; y algunas familias esconden los cuchillos y las tijeras para evitar que uno accidentalmente corte el “hilo de la buena suerte” en el año que viene.


 

También te puede interesar