RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Muere Wilman Villar, disidente cubano, tras 50 días en huelga de hambre

Villar ha fallecido a las 18.45 horas en Cuba (las 00.45 horas del viernes en España) tras permanecer 50 días en huelga de hambre en protesta por la pena de cuatro años de cárcel a que fue condenado por sus actividades como miembro de la Unión Patriótica de Cuba. Según ha informado la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Wilman Villar fue detenido el 12 de noviembre de 2011 y condenado a cuatro años de prisión en un «juicio sumario sin garantías procesales», indica la citada Comisión. «Era un opositor activo, miembro de la Unión Patriótica de Cuba, presidida por el ex prisionero José Daniel Ferrer uno de los doce presos excarcelados por el Gobierno cubano que no aceptó ir a España en 2011», ha aclarado la mencionada organización.

Maritza Pelegrino, la esposa de Villar, advirtió el pasado jueves de que la salud de su marido se había agravado a causa de la huelga de hambre y señaló que el último parte médico difundido el miércoles por el Hospital Clínico Quirúrgico de Santiago de Cuba indicaba que sufría una neumonía y que tanto los riñones como el hígado estaban afectados por una infección.

Villar fue condenado a cuatro años de cárcel por desacato resistencia a la autoridad y atentado, acusaciones que la CCDHRN, ha asegurado que son habituales tratándose de opositores y, tras la sentencia, fue recluido en la prisión de alta seguridad de Aguadures, al sur de Santiago de Cuba. Una vez internado allí, Villar inició una huelga de hambre para reivindicar su inocencia.

La CCDHRN ha emitido un comunicado en el que considera “absolutamente culpable de esta muerte al gobierno de Cuba” y califica la misma como evitable, ya que se encontraba bajo la responsabilidad del Estado, al tiempo que añade que las gestiones y el tratamiento por parte de los responsables penitenciarios, lejos de actuar medicamente lo internaron en una celda de castigo, han acelerado el fatal desenlace.

La familia de Villar ha afirmado que contrajo una pulmonía a causa de las “bajas temperaturas y las condiciones infrahumanas en las que estuvo encarcelado” y recalca que era una persona joven y sana. Tras diagnosticársele la pulmonía, el disidente fue ingresado en el Hospital Clínico-Quirúrgico de Santiago y se le sometió a terapia intensiva desde el 13 de enero.


 

También te puede interesar