RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología

La nota discordante de la Filarmónica de Nueva York la puso un móvil

Dicen que jamás de los jamases se había parado antes un concierto de la Filarmónica de Nueva York. Nadie, nadie recuerda que la orquesta paralizase el espectáculo alguna vez en su historia, pues bien siempre hay una primera vez para todo.

Imagínate la situación. Todo el elenco de músicos de la prestigiosa Filarmónica de Nueva York y de repente: «ring-ring-ring». Un puñetero teléfono sonando en la sala -relata el periódico The New Times– , algo que enfadó muchísimo al director de la orquesta, Alan Gilbert, tanto que no dudó en echarle una bronca al culpable y dueño del  móvil delante de todo el público.

Hay que decir a favor del propietario del móvil -por rebajar el rapapolvos que le cayó-, un ejecutivo amante de la música clásica, que había apagado el aparato antes de que comenzar el concierto y que fue la alarma programada la que le jugó una mala pasada.

También te puede interesar