RGPD - Cookies

2011: los indignados abren la ventana para ventilar

Las concentraciones del Movimiento 15M, en España, una denominación global, porque hay que llamarles algo más que indignados, fueron portada en numerosos medios de comunicación de todo el mundo, desde el Washington Post, pasando por el New York TimesCorriere della SeraLiberation, Clarindigitales de China, BBC, Le Monde,L’Unitá, derStandard o La Nación, en los que se destaca la situación por la que pasa la juventud española «que soporta un desempleo del 40%y hasta se compara al Movimiento 15 M con el de los concentrados en la Plaza Tahir de El Cairo, que derribaron al gobierno Mubarak.

Es el inicio de una manera de exigir un cambio de manera de pensar y, sobre todo, de manera de actuar, después de que quedase demostrado que el modelo social y, sobre todo, el económico, ya no funciona.

Acampadas, manifestaciones, chorizadas, sentadas, actuaciones, caminatas, reuniones, protestas, propuestas, ideas o denuncias, en las que cabe todo el mundo, sea cual sea su pensamiento, de las que salen ‘No les votes’ o ‘Democracia Real ya’, y que se organiza a través de asambleas populares abiertas ,celebradas en plazas o parques, estructuradas en diversas comisiones (Legal, Comunicación, Acción, Actividades, Barrios, Estatal e Internacional, Información, Infraestructuras, Lenguas de Signos) y grupos de trabajo (Cultura, Educación, Política, Economía, Medio Ambiente, Trabajo Social, Feminismos, Ciencia y Tecnología, Diálogo entre Religiones, Migración y Movilidad, Pensamiento): eso es 15M.

Su aceptación por la sociedad fue inmediata y su presencia, masiva en las calles al principio del movimiento, se fue desviando hacia las redes sociales que, desde el primer momento han hecho de canal de comunicación de iniciativas tan diversas como la ocupación de edificios, casas e inmuebles, concentraciones para evitar la ejecución de hipotecas, propuestas electorales para conseguir una división de poderes real o una ampliación de las opciones políticas con el fin de acabar con el bipartidismo; cortes de calles, actos ante entidades financieras y organismos públicos, recogida de firmas, perfomances, reuniones o sentadas.


 

También te puede interesar