Vigo al día

Llegó el día del fin, Fernández

El subdelegado del Gobierno en Pontevedra ha visitado este viernes las obras de la nueva Comisaría de Vigo y se ha despedido de los responsables de los cinco responsables de la misma: Seguridad Ciudadana, Información, Judicial, Científica y de Distritos. Delfín Fernández, quien aseguró que las nuevas dependencias policiales estarán funcionando en marzo del año que viene, aseguró que había sido un honor y un privilegio”, trabajar con la plantilla del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil durante los “casi 8 años” que ha estado en el puesto.

El subdelegado, que dejará su despacho dentro de 10 días, una vez que el nuevo Gobierno designe a su sustituto, o sustituta, ha calificado la actuación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en nuestra ciudad de “brillante” y ha subrayado que el índice de criminalidad es ahora en Vigo, 12 puntos inferior que la media española y que está 22 puntos por debajo de la que había hace 10 años.

Fernández destacó que, pese al aumento de población, a la incorporación de nuevos tipos penales, en 2004, los delitos por violencia de género y en 2005 los delitos contra la seguridad vial, en 2000 se producían en nuestras calles 6.172 delitos contra el patrimonio, “el grueso de los que se cometen” y en 2010 eran 3.174, “la mitad”. A ello añadió otro dato: el porcentaje de delitos esclarecidos, que en 2000 era del 27,12% y en 2010 del 52,96%.

“Vigo es una ciudad segura”, recalcó el subdelegado, quien felicitó a los mandos policiales por “haber mantenido a raya a los delincuentes” y por haber sabido moverse en la difícil línea de la garantía de los derechos constitucionales y el mantenimiento del orden público, algo que ha sido posible pese a que en estos años se han convocado 3 huelgas del Metal, “la última de 26 días”, otras 2 de transportes, una de la Construcción, y una Huelga General, “a lo que hay que añadir que las movilizaciones en la ciudad han batido récords hasta llegar a una media de dos diarias”.

Por último, Delfín Fernández ha reivindicado el esfuerzo, “sin precedentes”, hecho por el gobierno saliente en materia de seguridad, afirmación que ratificó con dos ejemplos: la nueva comisaría, “una de las más modernas de España”, y el incremento de la plantilla en 115 nuevos agentes, hasta llegar a los 640 actuales.


También te puede interesar