RGPD - Cookies

Transmite. Los dos primeros satélites del proyecto europeo Galileo, puestos en órbita el 21 de octubre han activado sus sistemas, se han colocado en sus órbitas y sus antenas funcionan correctamente. El pasado fin de semana tuvo lugar la primera transmisión orbital de una de estas antenas de navegación.

El escenario estaba listo y los ingenieros en tierra esperaban con impaciencia…y funcionó: la activación de la principal antena de Galileo en «banda L» (1200-1600 MHz) llegó en la madrugada del sábado 10 de diciembre. Una señal de prueba fue transmitida por el primer satélite en la banda ‘E1’, el mismo sistema que se empleará cuando el proyecto se ponga en funcionamiento en 2014.

La antena de 20 metros de diámetro en la estación de Redu recibió la señal en tierra. La antena es un ingrediente esencial de la puesta a prueba de Galileo, capaz de evaluar la forma y la calidad de las señales de navegación, incluso con un satélite situado a 23.222 kilometros en órbita.


 

También te puede interesar