RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Italia: no todo el ‘monti’ era orégano

El primer ministro italiano ha presentado el nuevo plan de ajuste, que incluye medidas de austeridad, nuevos impuestos y la subida de la edad de jubilación a los 66 años, con el fin de recaudar unos 30.000 millones de euros. «Este es el paquete de medidas debe salvar Italia. Lo pueden llamar decreto salva-Italia», ha afirmado Monti en rueda de prensa.

En ella también ha estado presente la ministra de Trabajo y Política Social quien, llorando, ha anunciado el fin de las revisiones de las pensiones en función de la inflación excepto para las pensiones más bajas, lo que supondrá una reducción de la paga para el 90% de los jubilados.

Elsa Fornero ha explicado que los trabajadores que se jubilen antes, recibirán menos pensión, ha indicado que la edad de jubilación mínima será de 66 años para los hombres y de 62 para las mujeres, una cifra que se situará igualmente en los 66 años para mujeres en 2018, y que, a partir del 1 de enero de 2012 los trabajadores deberán tener al menos 42 años cotizados para poder recibir una pensión de jubilación completa. Si la cifra es menor, se penalizará económicamente. Además, habrá incentivos para los trabajadores que sigan trabajando hasta los 70 años.


 

También te puede interesar