RGPD - Cookies

Más de 35,7 millones de ciudadanos están llamados hoy a las urnas  para elegir a sus representantes en las Cortes Generales: 208 senadores y 350 diputados que serán los encargados de designar al sucesor de José Luis Rodríguez Zapatero en la Presidencia del Gobierno. Son casi 700.000 electores más que en las generales de 2008.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, del que depende la Oficina del Censo Electoral, el número de españoles residentes en el país con derecho a voto es de 34.297.301, a los que se deben sumar 1.479.314 residentes en el extranjero. En total, el censo de votantes es de 35.776.615 personas.

La Comunidad que más electores suma es Andalucía, con 6,38 millones, seguida de Cataluña (5,39 millones), de Madrid (4,65) y la Comunidad Valenciana (3,5). Entre las más pequeñas, al margen de Ceuta y Melilla, se encuentran La Rioja (242.789 electores), Navarra (488.178) y Cantabria (496.461).

En relación con los españoles residentes en el extranjero, lista en la que Galicia ocupa el primer lugar (381.692 electores),seguida por Madrid (184.658), Andalucía (172.658), Cataluña (143.449), Castilla y León (118.254) y Canarias (104.989).

Todos estos ciudadanos elegirán a 350 diputados a través de las 52 circunscripciones electorales existentes en España. Según la distribución de población, en estas elecciones Cádiz pierde un diputado con relación a 2008, pasando de nueve a ocho, mientras que Madrid suma uno más hasta llegar a 36 escaños, la más numerosa, copando la décima parte de la Cámara baja.

Por su parte, en el Senado los 208 escaños se reparten entre 59 circunscripciones: cuatro por provincia peninsular, tres en las islas mayores (Gran Canaria, Mallorca y Tenerife), dos en Ceuta y Melilla y uno en las siguientes islas o agrupaciones de islas: Ibiza-Formentera, Menorca, Fuerteventura, Gomera, Hierro, Lanzarote y La Palma.

Con el objetivo de agilizar el proceso de recogida de votos así como su transmisión al Centro de Recogida de Información central, todos los municipios de más de 2.000 electores (un 86% del censo) contarán, como ya hacían hasta ahora los de más de 50.000, con PDAs que permitirán acelerar la entrada de daros en sistema central y ahorrar tanto tiempo como posibles errores humanos.


 

También te puede interesar