RGPD - Cookies
Cultura

La biografía de Steve Jobs lo describe como déspota, sensible, obsesivo y convencido de que había sido ‘elegido’ para cambiar el mundo

Era déspota, estaba seguro de que Bill Gates le había robado sus ideas, admiraba Facebook y a su fundador, Mark Zuckerberg y se creía un elegido. Esas son algunas de las impresiones que cuenta Walter Isaacson en ‘Steve Jobs‘, la biografía del fundador de Apple que desde este lunes puede comprarse en varias tiendas on line, Amazon entre ellas.

Jobs, se veía a sí mismo como alguien especial destinado a cambiar el mundo, tenía un carácter mezquino con las personas, se había arrepentido de no hacerse cargo de su primera hija desde que nació o por como trató a sus padres, a los que les exigió que le mandasen a una universidad por encima de sus posibilidades para abandonar los estudios al final del primer año. Así lo vio Isaacson a lo largo de las 40 entrevistas que mantuvo con él y en las que aparecieron sus obsesiones: con el trabajo, con Microsoft y con Bill Gates, que estaba convencido le robaba sus ideas o, ya en los últimos años, con Google, compañía de la que sospechaba que se había hecho con el sistema operativo del iPhone.


 

También te puede interesar