Vigo al día

Más indignados que nunca acuden a la llamada del 15O y abarrotan las calles de Vigo

RUTH VILLAR/ Una multitud de cabreados se echaron esta tarde a la calle en Vigo para secundar la llamada global del 15O. La organización del 15O vigués cifró en 30.000 personas las que mostraron su indignación en la ciudad, mientras que la Policía Local la rebaja a 10.000. Sea como sea, la protesta de hoy en Vigo nada tiene que ver en cuanto a afluencia con las anteriores, la participación rompió todas las expectativas creadas.

Lejos queda ya la primera manifestación, la del 15M (15 de mayo) en la que recorrieron las calles viguesas unas 2.000 personas y más de lo mismo con la celebrada el 19J (19 de julio) con unas 8.000.

La protesta de hoy salió pasadas las 18 horas de Praza de España y siguió su recorrido por Gran Vía. Entre los manifestantes, Beatriz Fernández y Mariola González -en la foto de la izquierda- que señalan que salir a la calle es lo único  que queda después de verse que “por las vías tradicionales nadie nos hace caso” y quedarse en casa no tenía sentido.

La masa avanza por Gran Vía, algunos coches que suben dirección a Praza de España por el túnel pitan en solidaridad con los indignados. El coche que abre la comitiva lleva música a toda pastilla de Michael Jakson y de John Lennon, entre otros.

Patricia, Julia, Elena y Xoana -en la foto de la derecha- llevan una pancarta, dicen que España y el mundo entero necesitan un cambio y que tiene que haber “igualdad” para todos.

De repente, una sorpresa total, entre los que caminan por Vigo una vaca dorada con billetes de 100€ alrededor del cuello. Uno de los que la porta asegura que es “la mierda de Europa” que, a su llegada, a una de las puertas de El Corte Inglés la levantan como si de un trofeo se tratara.

Desde Gran Vía se ha incorporado a la protesta Ana con sus pequeños de 6 y 2 años -en la foto de abajo-. Los tres llevan pancartas como “Mis papás están indignados” o “Quiero ser dueño de mi futuro“.

Varias sentadas protagonizan los indignados vigueses, una de las primeras en el cruce de la Gran Vía con Urzáiz. Los gritos a pleno pulmón no tienen desperdicido: “Fuera, fuera, fuera, dictadura financiera”, “No más rescates con nuestro dinero” o “Por qué manda el mercado si yo no lo he votado”, pero no fueron las únicas consignas, como ya son habituales se escucharon también “No hay pan para tanto chorizo”, Oe, oe, lo llaman democracia y no lo es” o Desde el balcón no hay solución”.

Daniel e Iago -en la foto de la derecha- claman “menos recortes y más educación”, mientras se acercan a otro de los cruces claves de la marcha, el de Colón con Policarpo Sanz. Aquí los manifestantes hicieron una sentada de más de 5 minutos para gritar a los bancos que ahí confluyen “Arriba las manos, estamos rodeados” o “Aquí, aquí están los ladrones”.

La cabecera de la protesta llega a la Porta do Sol, son las 19:40 horas. Los indignados gritan duran te un minuto exacto para denunciar el malestar de los allí presentes que se solidarizaron además con las 1.000 ciudades de los 80 países en las que también hoy se echaron a la calle secundando esta protesta global.

El manifiesto fue leído por uno de los participantes en la marcha y dos niños participaron en el micrófono abierto para gritar a los cuatro vientos que hay mucha indignación y ganas de cambio.

También te puede interesar