RGPD - Cookies
Sucesos

Obligada a callarse y dejar de decir que su nuera es un putón verbenero

Y no se lo ha dicho el guardia municipal, sino el mismísmo Tribunal Supremo quien ha ordenado a Mari Carmen que no vaya por ahí diciendo que su nuera es ligera de cascos. Cansada de que su suegra comentase con todo Ayamonte que el padre de su hijo no era su marido, Rosario se fue al juzgado y la denunció a su mamá política por ir cacareando que el pequeño era fruto de una relación extramatrimonial.

La Sala de lo Civil del Supremo confirma la condena que ya dictó contra Mari Carmen la Audiencia Provincial de Huelva, rechaza el recurso que interpuso contra la misma y la condena, no sabemos si por bruja o por cotilla, a pagar una indemnización de 9.000 €.


También te puede interesar