RGPD - Cookies
Internacional

La CIA y el MI6 colaboraron con Gadafi en la represión y tortura de sus opositores

La diplomacia estadounidense no ha cambiado tanto desde Franklin Roosevelt, sigue valiendo aquella frase que el presidente norteamericano pronunció refiriéndose a Anastasio Somoza, “puede que sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”. Prueba de ello es que la CIA, que ahora trabaja para acabar con él, colaboró estrechamente, junto, con el MI6 británico, con Muamar Gadafi, y no en asuntos de poca monta, sino ayudándole a reprimir a los disidentes y opositores…los mismos que hoy tienen en poder en Libia.

Así se constata en los documentos que se han hallado en las oficinas gubernamentales de Trípoli, tomada por los rebeldes:ambas agencias de inteligencia estrecharon sus relaciones con el dictador, especialmente la de su graciosa majestad, que entre 2002 y 2004, cuando Tony Blair era primer ministro, le facilitaron información detallada sobre el paradero de opositores libios exiliados en Reino Unido. Por su parte la CIA, en tiempos de W. Bush, secuestró a numerosos milicianos y los entregó a las autoridades libias quienes, en numerosos casos, los torturaron o acabaron con su vida.

Los documentos, hallados por reporteros y miembros de la ONG estadounidense Human Rights Watch (HRW) en la oficina privada del ex ministro de Asuntos Exteriores y líder de la Inteligencia libia, Musa Kusa, indican que la CIA también mandaba preguntas que querían que los represores libios hiciesen a los detenidos e, incluso, mandaba agentes a Trípoli para que estuviesen presentes en los interrogatorios.


 

También te puede interesar