RGPD - Cookies
Destacados

Un preso de la cárcel de Teruel, muere tras permanecer 5 meses en huelga de hambre

No ha pasado en un país gobernado por un dictador bananero, sino en este. Tohuami Handaoui, un preso de 41 años recluido en la cárcel de Teruel, ha muerto en un hospital de aquella capital tras haber permanecido en huelga de hambre desde hace cinco meses con el objetivo de que se revisara su condena.

Hamdaoui estaba condenado a trece años de cárcel, de acuerdo con una sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante de febrero de 2003, por la violación de una menor y a tres años más por robarle un teléfono móvil, una diadema de plata y cinco euros. El recluso se declaró inocente de los hechos y dijo que se trataba de un error judicial, si bien nadie aportó nuevas pruebas que permitieran reabrir el caso.

El recluso llegó hace un año al centro penitenciario de Teruel y hace cinco meses empezó una huelga de hambre que obligó a los responsables del centro penitenciario, una vez que empeoró su salud, a solicitar una orden judicial para alimentarlo de manera forzosa, lo que se desde marzo, pero que no ha sido suficiente para salvar su vida.


 

También te puede interesar