RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología

Quienes duermen la siesta viven más y mejor

Si eres de los que te quedas frito después de comer, tenemos que felicitarte. Este lunes de celebró la la festividad de San Benito Abad quien ha subido a los altares por haber inventado, aunque nadie se lo haya agradecido suficientemente, la siesta.

La cosa no pasaría de anecdótica si no fuese porque, como Penélope Cruz o Rafa Nadal, la cabezadita no fuese una de nuestras mejores embajadoras por el mundo…y fuera de este. Sí, así es: la NASA ha impuesto esta costumbre entre sus astronautas tras comprobar que mejoraban su lucidez tras una mañana de intenso trabajo.

Un estudio de la agencia espacial constató que 26 minutos es el tiempo ideal para echarse después de la comida y dejó patente que sólo con ese gesto se recuperan fuerzas y aumenta la concentración. Claro que no sólo le sienta bien a los astronautas, también es recomendable para hipertensos, diabéticos y estresados, además de para quines padecen del corazón o son dados a la ansiedad.
Tales conclusiones, a las que aquí ya habíamos llegado ande andará, fueron corroboradas por investigadores japoneses en 2007: quienes duermen la siesta habitualmente reducen un 37% el riesgo de morirse de un infarto, algo que deben de saber muy bien los primeros de la lista Forbes puesto que en su mayoría han adquirido esta sana costumbre.


 

También te puede interesar