Galicia Vigo al día

Unos 7.000 indignados toman otra vez la calle en Vigo

 

RUTH VILLAR/ El cabreo lejos de apagarse se incrementa. Y prueba de ello han sido los 7.000 indignados que hoy han vuelto a tomar las calles de Vigo para mostrar su malestar generalizado. Sorpresa mayúscula para los escépticos que pensaban que el 15M vigués se estaba apagando. Democracia Real Ya! atrajo a su marcha ciudadana convocada desde hace semanas a familias enteras con sus hijos, jóvenes, pandillas y ancianos. Todos al unísono se hicieron escuchar esta tarde desde la Praza de España, pasando por Gran Vía, hasta el colofón en el parque de Catrelos.

Los primeros en echarse a andar fueron los acampados de la Praza do Rei que a las 17:30 horas recorrieron los pocos metros que les separaban desde la explanada del Concello de Vigo hasta Praza de España en donde les esperaba la multitud. Pasadas las 18:00 horas los 7.000 cabreados se pusieron en marcha.

Más de una hora tardaron los indignados de Vigo en recorrer la Gran Vía. La multitud discurría por el carril de bajada y un buen número de coches que subían por el otro se solidarizaban con ellos tocando la bocina del vehículo lo que destacaba la locura por momento. “¡Toca la bocina si estás indignado”, les gritaban a los conductores que no dudaban en hacerlo.

La comitiva la abría una gran pancarta de Democracia Real Ya! en contra del pacto del euro: “Europa para o pobo e non para os mercado”. Al grito de “¡Si tiene hijos, indígnate!, “¡Se va acabar esta costumbre de robar” o “¡Luego dirán que somos cinco o seis!” la manifestación estuvo de lo más animada durante todo el trayecto.

En algunos momentos cantaban “¡Vamos de culo!y la multitud caminaba dada la vuelta y de espaldas. Durante la bajada por Gran Vía los 7.000 indignados se sentaron en varias ocasiones e hicieron la ola una par de veces desde el inicio de la manifestación hasta la cola de la misma.

Algunos de los acampados de Vigo aprovecharon también el discurrir de la marcha ciudadana para empapelar alguna que otra entidad bancaria que se encontraban para recordar que siguen siendo los culpables de la actual crisis económica.

La respuesta de la ciudadanía viguesa a esta marcha ha sido superior que la de aquel 15 de mayo cuando surgió todo esto. Aquella tarde de domingo, hace ahora más de un mes, salieron a las calles de Vigo más de 2.000 personas, frente a las 7.000 de hoy.

Parece que el cabreo y la indignación siguen moviendo conciencias que parecían dormidas hasta ahora.

Democracia Real Ya! con la protesta en la calle de hoy quiere rechazar las medidas que desde Europa se intentan imponer  a los países miembros y que recortan derechos y lobertades sociales. Según el 15M, esto se traduce en un aumento de la precariedad social, económica y política.

 

También te puede interesar