Galicia Vigo al día

Sientan en el banquillo a dos indignados de Vigo y quedan absueltos a los 15 minutos

RUTH VILLAR/Finalmente la acusación no llegó a ninguna parte y esta mañana, en 15 minutos todo quedó resuelto. Juan Manuel y Mario, dos de los indignados del 15M vigués, fueron absueltos sin más dilaciones por la jueza.

Los dos tuvieron que sentarse hoy en el banquillo del Juzgado de Instrucción número 2 por una denuncia interpuesta por la Policía Local de Vigo contra ellos a los que se les acusaba de un delito de faltas por deslucimiento de fachadas, en este caso, por colgar el pasado sábado  un cartel reivindicativo en una sucursal bancaria del Calvario, finalmente,

 El abogado de los jóvenes –en la foto de la izquierda- calificó de “desproporcinada” la imputación cursada a los dos chicos por entender que la colocación de ese cartel no dañaba ninguna fachada bancaria y que su despegue no entrañaba ninguna complicación.

Los jóvenes, al parecer, acababan de pegar el cartel con el lema “Pechado polas súas formas” contra una de las paredes del Banco Sabadell del Calvario y fueron “pillados in fraganti” por la policía, artífice después de la denuncia. Sin embargo, los agentes policiales no comparecieron ante la jueza que instruía la causa y ésta no dudó en reprochar esa ausencia, al igual que la propia fiscal.

Junto a los dos denunciados, en la sala de vistas también estuvieron representantes de cinco entidades bancarias: Banco Sabadell, Caja Madrid, Banco Popular, Caixa Galicia y Banco Caixa Xeral. Uno a uno fueron preguntados por la fiscal si el cartel en cuestión había dañado la fachada y la mayoría de ellos ni siquiera se habían enterado de su existencia y el resto se enteraron a posteriori, por la citación judicial.

Tantos nervio en los jóvenes denunciados para nada porque a los 15 minutos la fiscal pidió la libre absolución, alegando que la actuación de los chicos no tenía ningún tipo de reproche jurídico y que el hecho en sí mismo no era relevante penalmente hablando. La jueza no hizo otra cosa que ratificar esa petición de  absolución.

Los chicos ya más aliviados abandonaron la sala y fueron recibidos en el exterior por unos 40 compañeros del 15M vigués que no pararon de aplaudirles y mostrarles su apoyo. Los indignados que les esperaban portaban un cartel abogando por la libertad de pensamiento y expresión total.

Precisamente, Xabier, un portavoz de los indignados de Vigo, mostró su satisfacción porque no se formalizara la denuncia contra sus compñeros. “Consideramos que la acusación era una cosa muy absurda”, subrayó.

Los indignados del 15M vigués repartieron un manifiesto de solidaridad con los compañeros denunciados en el que se lamenta que “las fuerzas represivas dejan claro de qué lado de la balanza están”.

Hoy se cumplen 23 días desde el inicio de la acampada en Vigo y lejos de pensar en una levantada próxima los indignados que hoy fueron a los juzgados a apoyar a sus compañeros aseguran que seguirán adelante con la protesta. Animan a la ciudadanía a salir a la calle el próximo 19 de junio para participar en una marcha que esperan que sea multitudinaria.

También te puede interesar