RGPD - Cookies
Cultura Destacados

Campanario queda con los cuernos al aire

No pinta demasiado bien la cosa para María José Campanario y su madre. Si la mujer del torero Jesulín de Ubrique proclamaba su inocencia y decía que la habían engañado cuando pidió la pensión de jubilación para su madre, ahora un testigo tira por tierra toda la declaración de ambas.

Dentro del juicio por la denominada ‘Operación Karlos’, un especialista asegura que fue la propia madre de Campanario la que le dijo que había trabajado seis meses limpiando una inmobiliaria y había sido contratada por Carlos Carretero, un trabajo que nunca llegó a ejercer, según ha quedado claro en el juicio.

Esta declaración dejaría en evidencia a ambas mujeres, ya que conocerían la existencia de ese contrato laboral falso creado para gestionar la baja laboral previa a la consecución de una pensión por incapacidad laboral permanente.

También te puede interesar