RGPD - Cookies
¡Que se curren tu voto! Galicia

El campamento del 15M vigués se queda pequeño y recibe a más de mil personas pasadas las 00:00 horas

RUTH VILLAR/ Prometieron que la concentración sería pacífica y así fue. Antes y después de las 00:00 horas se solidarizaron con la causa más de mil personas, que no dudaron en permanecer alrededor del campamento del 15M vigués. Aunque no hubo presencia policial, al menos visible, sí había una ligera sospecha entre la gente concentrada de algun que otro infiltrado policial merodeaba por la zona para evitar incidentes.

Minutos antes de que entrara en vigor la prohibición expresa de la Junta Electoral, uno de los portavoces de este 15M vigués, Álvaro, cogió el megáfono para agradecer la respuesta de la ciudadanía. Pidió que siguieran dando ejemplo de pacifismo y que si alguna persona se aprovechaba de la situación para montar gresca que no entraran en provocaciones.

También solicitó a todos que no aprovecharan la coyuntura para hacer botellón. De hecho, carteles puestos en diferentes puntos así lo pedían. Esto es una concentración pacífica, no un sitio para fumar y beber alcohol, comentaban algunos.

Álvaro, explicó a los presentes que el campamento no se movía de la farola de Urzáiz porque contaban con el permiso de la Subdelegación del Gobierno y que lo importante era la unidad. «La unión hace la fuerza», clamó, al tiempo que la masa levantaba las manos y las agitaba.

Estos cabreados de la farola de Urzáiz optaron por este gesto simbólico, recogido en la foto de la derecha para no aplaudir y levantar ruido.

Desde que se montó el campamento el pasado martes, no se registró a tanta gente como esta medianoche.

 Quien más y quien menos no pudo resistirse a la perola de macarrones y los bocadillos de jamón serrano. La solidaridad también se dejó ver en el ir y venir de platos.

Un grupo de jóvenes con sus portátiles seguían paso a paso el desarrollo de otras concentraciones en España. El Facebook y el Twiter fueron sus aliados desde el sofá al aire libre.

Como ya ocurrió durante la manifestación del domingo, en esta concentración alrededor del campamento no sólo había jóvenes comprometidos con este movimiento de concienciación social, también estaban por allí padres con sus hijos, algunos en sillitas con caritas de sueño y parejas ya entradas en años.

También te puede interesar