¡Que se curren tu voto! Vigo al día

Por sus carteles los conoceréis

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. Por eso nosotros nos hemos ido directamente a hablar con un experto en imagen y moda, el fotógrafo Basilio Méndez, para que nos desvele qué nos cuentan los carteles de cuatro de los candidatos a la alcaldía de Vigo: de Abel Caballero (PSOE), Santi Domínguez (BNG), Corina Porro (PP) y Rubén Pérez Correa (EU). El resumen es sencillo, los candidatos son lo más: Porro la más natural, Caballero el más político, Domínguez el más cercano y Pérez Correa el que mejor transmite a la ciudadanía. Pero vayamos por partes, que diría Jack el Destripador.

El estilismo de Corina Porro es “coherente con su imagen”, aunque el que tenga las gafas en la mano chocan al que ve el cartel. “Es la primera vez que veo un cartel de campaña con un elemento como este y cobra demasiado protagonismo, desvía la atención del personaje. Puede que la intención fuera hacerla aparecer como una persona trabajadora o intelectual, pero choca. Era innecesario”, explica Méndez, acostumbrado a trabajar para las mejores publicaciones de moda.

El maquillaje, demasiado marcado para su gusto, sobre todo en los ojos, con una sombra que hace fijar la atención en ellos cuando después el resto es bastante más suave. “De los cuatro es la que parece más natural, con una sonrisa muy bonita. Han sabido coger la expresión en el momento oportuno, y eso no es nada fácil en unas distancias tan cortas”, recuerda.

Precisamente eso es lo que cree que falla en el cartel electoral de Abel Caballero: “sonreír a cámara y que no quede artificial es difícil”. Además, el equipo no ha sabido dar con los colores adecuados, son “demasiado apagados, así que dan un tono blanquecino nada favorecedor”. Es, sin duda para Basilio Méndez, el cartel más político de los cuatro que le hemos presentado.

A este fotógrafo lo que le llama la atención del cartel de Santi Domínguez es el plano tan cerrado de su cara. “Está muy centrado en el rostro y eso da más confianza, no te escapas. Además, que esté situado a la izquierda es algo muy interesante”, reconoce. Con ello transmiten que están presentando al candidato, “diciendo soy yo y unido a la frase de hay futuro nos está dando una opción”. En el caso de Porro es un plano más largo, sin llegar a americano, con mucho aire por encima; mientras, Caballero tiene poco aire por encima pero mucho por los lados “y despista con tanto mensaje, es más político”.

En cuanto al candidato de Esquerda Unida, Rubén Pérez, en la imagen falla el color, ya que tiene el fondo “un pelín oscuro, pero su rostro tiene actitud, consigue transmitir al público”. “A lo mejor esa cara de preocupación en tiempo de crisis no es el adecuado, porque la gente busca caras sonriendo, lujo… pero es muy real, recuerda el fotógrafo.

El truco, aprovecharse de la “magia de la fotografía, de capturar un trozo de la realidad aunque sea dentro de algo orquestado. Si parece real a todo el mundo le gusta, si exageras para forzarlo parece falso y se pierde el mensaje”, recalca este fotógrafo que trabaja para muchas revistas de moda de Barcelona.

También te puede interesar