Destacados Vigo al día

Si estás en la lista negra de las limpiadoras, te quedas fuera

RUTH VILLAR/ La convocatoria para hoy de dos plenos extraordinarios en los que el plato fuerte iba a ser uno de ellos con la intervención de las limpiadoras de Linorsa, finalmente se quedó en poco, ya que una docena de trabajadoras tuvieron quedarse fuera porque la Policía Local no les permitió el acceso al salón plenario. El ambiente ya estaba caldeado minutos antes de comenzar el pleno pasadas las 9 horas cuando algunas de estas limpiadoras, al mostrar su DNI a los agentes policiales vieron que estaban en una lista, que llaman “negra”,  en la que había hasta 27 nombres de personas, todas ellas trabajadoras de Linorsa, con el acceso denegado.

La docena de limpiadoras “non gratas” tuvieron que conformarse con la información que les llegaba a la Praza do Rei de otras compañeras, a las pocas que sí les permitieron el acceso. Hubo que esperar a la última intervención prevista, la toma de palabra del representante sindical de las limpiadoras, sustituyendo a la que tenía que hablar, la presidenta del comité de empresa, pero que estaba fuera del pleno, para que el alcalde escuchara un buen rapapolvos: “Es inadmisible que no dejen pasar a las compañeras”, defendió Xusto Fernández Vila, quien aseguró que no era de recibo esa actitud por parte del alcalde Abel Caballero y que por ello “no vamos a comparecer porque intuimos que no nos quieren escuchar”.

Ya fuera del Concello, Fernández Vila calificó de actitud “dictatorial” lo ocurrido con las limpiadoras, cuya representante del comité de empresa, Xulia Reboredo, aseguró que las limpiadoras se sentían atropelladas por el Gobierno local.

Durante las intervenciones de los grupos municipales, en el pleno, el portavoz de los socialistas, Carlos Font, lamentó que no se hubiera podido escuchar al colectivo de Linorsa tras anunciar que no iban a hacerlo y defendió que el PSOE siempre estaba “abierto al diálogo”.

Por su parte, el teniente de alcalde, Santiago Domínguez, avanzó que iba a pedir un informe detallado para conocer qué había pasado con las limpiadoras que se habían quedado fuera. En cambio, el portavoz de los populares, José Manuel Figueroa, lamentó el “triste final” de un mandato municipal que acababa de demostrar, una vez más, un espectáculo “bochornoso

Caballero, por su lado, no quiso levantar la sesión sin justificar que simplemente se habían tomado las medidas oportunas para un buen desarrollo del pleno y garantizar su desarrollo. Incluso aseguró que tras la denuncia puesta en su día por la Policía Local contra una de las limpiadoras alborotadora él había adoptado la decisión de paralizarla. El regidor, además, hizo una clara referencia a la cita electoral del 22 de mayo diciendo “Que Dios reparta suerte el día 22”.

Pero la presencia -dentro o fuera- de las limpiadoras en el pleno no fue el único orden del día. Y antes del plante de las trabajadoras pasaron por el estrado otros colectivos, dos de ellos bastante próximos a los planteamientos defendidos por la Alcaldía (presidenta de la Favec y trabajadores de Povisa) y otros tres (padres del colegio Altamar, los del Santa Rita-Caixanova y, como no las limpiadoras) un poco o mucho más alejados.

La primera en tomar la palabra, la presidenta de la Federación Vecinal (Favec), María Pérez, en representación de la Asociación Vecinal Pontenova-Freixeiro arremetió contra la Xunta por la gestión llevada a cabo con el colegio Altamar. Lo que no esperaba la presidenta de la Favec es que algunos de los padres de dicho colegio repartirían entre los periodistas un documento firmado por ella en donde apoya la construcción de un nuevo centro educativo en el terreno del Museo Liste. Es curioso, teniendo en cuenta que el Gobierno local no apoya esa ubicación alegando que quieren preservar las zonas verdes.

También hicieron uso de la palabra en contra de la Xunta una representación de los trabajadores de Povisa por todo el conflicto del concierto. Para compensar, los representantes del Colegio Altamar defendieron de nuevo la ubicación en los terrenos del Museo Liste y arremetieron contra socialistas y nacionalistas por ser los responsables de la situación actual.

A estos dos plenos, los últimos del mandato, sólo accedieron 43 personas, el aforo habitual, ni uno más ni uno menos. Se cumplieron los tiempos exactos de intervención de políticos y los colectivos y sobre las 10:30 horas todo había acabado.

También te puede interesar