RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología Destacados

Una bacteria se está comiendo el Titanic

Casi un siglo después de que se hundiera, el Titanic comienza a desaparecer de una forma demasiado rápida y no por la corrosión que cabría esperar. En los años 80 se encontraron restos de su estructura hundidos en el fondo del Atlántico, pero ahora una gran masa bacteriana que funciona como las hormigas o las abejas está devorándolo todo.

El sector más dañado por estas bacterias es la estructura metálica de la popa, también la más dañada en el hundimiento tras chocar contra un iceberg el 10 de abril de 1912. Los expertos vaticinan que de seguir a este ritmo en breve no quedará mucho del trasatlántico más famoso del mundo.

También te puede interesar