RGPD - Cookies
Comarcas Galicia

Laxe y Rosenblatt, ganadores de Play-Doc 2011

El cineasta Oliver Laxe. Foto: Goretti Vázquez.
El cineasta Oliver Laxe. Foto: Goretti Vázquez.

Play-Doc, el Festival Internacional de Documentales de Tui, cerró su séptima edición con 5.200 espectadores en un año que ha sido difícil sacar adelante y donde “un público fiel es el soporte del festival”. Una media de 250 espectadores por sesión y un jurado compuesto por los especialistas Veton Nurkollari, María Campaña Ramia y Artur Liebhart, que decidieron otorgar el premio al mejor largometraje, valorado en 5.000 euros, a Oliver Laxe por ‘Todos vós sodes capitáns’. Según el jurado, el director gallego les ha devuelto “la esperanza en el cine comoherramienta para el diálogo entre ser humanos” y destacan de la película su fidelidad “a un concepto cinematográfico” que Laxe maneja con valentía y sensibilidad para permitir “que la realidadintervenga, haciendo de esta película una pequeña obra maestra con múltiples capas”.

Por su parte, el premio para el mejor corto, con 2.000 euros acompañando el trofeo, fue para Jay Rosenblatt por ‘The D Train’ por “conducirnos durante cinco minutos por un viaje a través de la vida, liviano en su sentir y profundo en su significado”. El realizador norteamericano no estaba presenteen el acto, pero envió un mensaje por video-conferencia que se proyectó antes de que el Cuarteto Caramuxo cerrara el acto tocando algunos de sus temas más conocidos, que mezclan varias técnicasde la tradición popular con nuevos sonidos.

Rosenblatt, visiblemente emocionado, lamentó “no poder estar en Tui para recoger el premio”, unaciudad que adora y conoce bien debido a la retrospectiva que se le hizo el año pasado y que echade menos, añadió. Agradeciendo el galardón a la organización del festival y al jurado, no quisodespedirse sin decir “comed muchos pimientos de padrón a mi salud”, alimento que le encantay siempre pide cuando visita Galicia. Finalmente, el jurado decidió añadir en el palmarés una mención especial a ‘The Arbor’, de la británica Clio Barnard, por “cuestionar nuestras nocionessobre el cine”, refiriéndose a la capacidad de la cinta para dinamitar las fronteras entre ficción ydocumental.

También te puede interesar