RGPD - Cookies
Destacados Vigo al día

La anorexia, cada vez más crónica y con más riesgo de muerte

En España afecta a unas 500.000 personas; en Galicia, a una de cada 300 mujeres entre los 12 y los 24 años. Por eso, la Asociación de Bulimia y Anorexia de Pontevedra llevará a cabo una campaña de concienciación de la población con motivo del Día Mundial de la Salud, el próximo 7 de abril. La idea: una pegada de carteles por toda la ciudad con el lema ‘El espejo no es tu enemigo’, en el que colaboraron personajes como Moncho Borrajo, Iván Pozo o Corina Porro«No hemos querido reflejar una imagen dramática como la de la fallecida modelo italiana Isabella Caro. Desde la asociación queremos reflejar el apoyo de diferentes profesionales, deportistas, políticos, actores y periodistas unidos ante una causa común, ante una problemática que nos afecta a todos», recuerda Juan Ramón Pérez, el presidente de la entidad.

Siglos de enfermedad

La anorexia en Galicia tiene sus antecedentes en el siglo XVIII con Josefa de la Torre, una mujer que vivió entre 1773 y 1848. Pertenecía a una familia de labradores acomodados y fue católica devota. Hasta los 33 años no se tienen datos médicos de ella. A partir de ese momento, en 1806, viviendo en la parroquia de Gonzar con sus tres hijos y su suegro, y ya viuda, sufre un cuadro de desmayos y diarrea tras una exposición al frío y la lluvia y un conflicto con su suegro.

Parece ser que ese disgusto fue el inicio de la enfermedad. Los síntomas remitieron a los dos días, pero volvieron cuando a las dos semanas falleció su madre. Luego sufrió un edema que la mantuvo encamada dos años y comenzó a no tolerar el alimento, vomitando cada vez que comía y bebía. Poco a poco dejó de hacerlo ingiriendo sólo la hostia sagrada. Pierde el sentido de la vista y el olfato y durante el resto de su vida, hasta los 75 años, se mantiene en esta situación, postrada en la cama en posición fetal y rompiendo su silencio sólo con su confesor. El hecho de que Josefa estuviese tantos años sin comer la transforma a los ojos del pueblo en una santa. La noticia se extiende y llegan personas de toda Galicia, incluso Castilla, Asturias y Portugal a visitarla, buscando en ella el milagro a sus problemas. «Hoy en día la anorexia es un reflejo de la sociedad actual y no una forma de acercamiento a Dios. Una sociedad exigente, globalizada y que no distingue edad ni género en los padecimientos de estas patologías», reconoce.

También te puede interesar