RGPD - Cookies
Nacional

Un nuevo informe, este de la Policía, ratifica que Sortu forma parte de una estrategia de ETA para volver a las instituciones

eta-cupulaAl informe de la Guardia Civil sobre Sortu, conocido ayer, en el que se señala que esta formación es parte de una estrategia de la banda asesina ETA “tras el fracaso del proceso de negociación” y que cumple el doble objetivo de sustituir a Batasuna e intentar que la izquierda abertxale vuelva a las instituciones, se ha unido otro del Cuerpo Nacional de Policía. El mismo se basa en seis documentos intervenidos a varios detenidos por pertenencia a banda armada y en los que se recoge, con estrategias y planes concretos, la intención de la banda terrorista de «crear un referente político como instrumento de sucesión de Batasuna«. Este nueva planificación contenido en un documento titulado Proceso Democrático, expone la necesidad de recurrir a la vía política para “forzar un nuevo proceso de paz”.

A estas pruebas, los agentes de la Policía Nacional unen los nombres de hasta 17 personas que habían pertenecido a la mesa de Batasuna, otros cuatro cargos electos de este partido y diez candidatos de dicho partido que intervinieron en la presentación de Sortu o forman parte del mismo, entre ellos Rufi Etxeberría, cara visible de la nueva formación y Marian Beitialarrangoitia, alcaldesa de Hernani. A ellos se unen hasta 90 personas más que, o bien han sido dirigentes de Batasuna, militantes de Segi o miembros de Askatasuna.

La Policía no deja lugar a dudas sobre la vinculación entre Batasuna y Sortu y en su informa añade que, detrás de este nuevo proyecto político “y de personas sin relación conocida con Batasuna está el entorno político de ETA, por lo cual es evidente que Sortu es continuidad de la ilegalizada Batasuna”. El instituto armado subraya, asimismo que, como avanzó vigoalminuto hace varios días, los estatutos de este partido se reformaron, tras ser consultada la cúpula de la banda armada, para adaptarlo a la Ley de Partidos Políticos y lograr, así su legalización. En concreto, se introdujo el rechazo a la violencia introduciendo el párrafo “incluida la de ETA” aunque sin condenar los asesinatos y acciones terroristas anteriores de esta organización por expresa prohibición de la misma.

También te puede interesar