RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Un manifestante muerto y el cónsul de España secuestrado en la revuelta de Irán

Jornada revuelta en Irán, donde la oposición ha convocado una manifestación en distintos puntos del país contra el régimen que fue prohibida y reprimida a base de gases lacrimógenos y balas de fogueo. La intención, dispersar a la muchedumbre que de forma silenciosa había ocupado una de las plazas más importantes de Teherán y en la que un manifestante era abatido por las fuerzas de seguridad, según algunos medios de comunicación locales.

Las mismas fuerzas de seguridad que desde primera hora de la mañana tomaron Teherán para intentar reprimir la revuelta, consecuencia del efecto dominó de lo conseguido en Túnez y Egipto y que está provocando alzamientos por todo el norte de África. De uniforme o de paisano, detuvieron a decenas de manifestantes contra el régimen de Mahmud Ahmadineyad.

Daños colaterales

Uno de las acciones que ha captado la mirada de todos los medios de comunicación en la convulsa jornada ha sido la detención del cónsul de España en Irán, Ignacio Pérez Cambra, que fue puesto en libertad después de cuatro horas retenido en una comisaría para extranjeros. El cónsul fue detenido por seis hombres vestidos de paisano a las puertas de la legación diplomática española en Teherán sin mediar palabra.

También te puede interesar