RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología Curiosidades

Ave María purísima, sin Iphone concebida…

Se acabó eso de meterse en el confesionario y hablar en susurros para que no te escuche la vieja que pone la oreja y luego te convierte en la comidilla de todo el barrio. La Iglesia se suma a las nuevas tecnologías con Confession, una aplicación para Iphone que guiará a los fieles a través de la confesión, con sugerencias a los usuarios y directrices para ayudarles con el sacramento.

A la venta por iTunnes por 1,99 dólares y desarrollada con la ayuda de varios sacerdotes, la Iglesia ha dado el visto bueno por primera vez a una innovación tecnológica de este estilo, aunque anima a todos los católicos que lo utilicen a visitar después de todos modos a su cura. Se trata de hacer un seguimiento de sus pecados y examinar su conciencia teniendo en cuenta factores como edad, sexo o estado civil, pero no pretende ser un sustituto de la confesión tradicional.

Una aplicación pensada sobre todo para los más jóvenes, a los que el papa Benedicto XVI ya animó a usar las redes sociales, ya que no eran pecado siempre que recuerden que «el contacto virtual no puede y no debe ocupar el lugar del contacto humano directo con la gente en todos los niveles de nuestras vidas». De hecho, el Vaticano tiene desde 2007 su propio canal de YouTube y desde 2009 una página en Facebook a través de la que se le puede enviar postales virtuales al pontífice.

También te puede interesar