Destacados Vigo al día

De chantajes, gatos, okupas y esas cosas

La guerra entre la concejala de Medioambiente del Concello de Vigo, Chus Lago, y la asociación Proyecto Gato sigue más abierta que nunca. Tras las últimas declaraciones recogidas en los medios de comunicación hechas por gente del colectivo que este momento ocupa las instalaciones de la protectora de animales, Lago ha querido puntualizar que a pesar de los recortes llegados con la crisis y del cierre de grifo a esta entidad, el concello mantiene el presupuesto destinado a la protectora, incluso duplicando el establecido por el gobierno popular.

Según la concejala, el presupuesto se ha mantenido siguiendo los parámetros marcados por la Organización Mundial de la Salud, que recomienda la esterilización de los gatos callejeros para evitar que las colonias de las ciudades se disparen y poder garantizar la calidad de vida de los que ya hay. Una labor para la que la concejalía, según Lago, “recibe la colaboración ciudadana para coordinarse con las zonas en las que se trabaja”.

Chus Lago, en un comunicado, ha querido desvincularse de Proyecto Gato, con la que no se tiene ninguna relación contractual y que ocupa la protectora de animales “de manera ilegal. Utilizan a los animales para el chantaje, los amontonan para presionar al concello y que cedamos al chantaje”.

Por su parte, la asociación asegura que atiende a unos 500 animales (300 en la protectora y 200 en casas de acogida) que no van a abandonar después de que el Concello rescindiera el contrato que mantenía con ellos con un año de antelación, ya que tenía vigencia hasta marzo de 2011, y que les concedía como subcontrata 3.000 euros mensuales para dar de comer a los animales y esterilizarlos en clínicas privadas.

También te puede interesar