RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?' Comarcas

Federación de empresarios

JOSÉ MANUEL PENA/ No es un tópico sino una realidad el dicho popular de que la unión hace la fuerza y así nos encontramos con todo tipo de entidades, de ámbito comarcal o provincial, para la mejor defensa de los intereses de los colectivos a los que representan. Ya nadie duda, a estas alturas, de la labor de la Mancomunidad de Municipios de  Arousa Norte, cuya presidencia es de carácter rotativa entre los regidores de los cuatro municipios que la integran. Tampoco se discute la necesidad de contar con la Federación de Empresarios del Barbanza (FEB), aunque sí en cambio surgen discrepancias sobre los objetivos, planificación y la propia labor de gestión de la entidad de cara a conseguir un mayor peso específico empresarial de la comarca.

Algunas entidades empresariales pecan de demasiado localismo y no entienden que una cosa es la problemática propia y otra muy diferente la de todo un amplio colectivo empresarial que no vive sus mejores momentos. Cierto es que la FEB no puede centrarse únicamente en organizar los dolmen de oro y las puntuales campañas comerciales de Navidad; debe asesorar y prestar apoyo a todas las asociaciones locales y lo que es más importante: proponer y demandar mejoras así como conseguir financiación para proyectos empresariales de futuro, dentro de las propias comarcas a las que representan.

Si la FEB no funciona o lo hace a medio gas no puede recaer toda la responsabilidad sobre la presidencia sino también sobre los directivos de las diferentes asociaciones que son, en definitiva, los que deben tirar de la Federación y tomar las decisiones de manera conjunta y mayoritaria y no de forma unilateral y localista.  En momentos de crisis es cuando más se necesita la unión y marcar los objetivos de una manera democrática y consensuada.

También te puede interesar