Destacados Vigo al día

Los vigueses se toman con resignación el puente… aéreo

El aeropuerto de Peinador, desierto tras la oleada de reclamaciones.
El aeropuerto de Peinador, desierto tras la oleada de reclamaciones.

No es que les hayan dado mucha información, pero son conscientes de que el puente lo pasarán en Vigo o de hotel en hotel si lo que se jugaban era la vuelta a casa. El espacio aéreo español continúa cerrado y Peinador se llena de pasajeros cargados con maletas que sólo pueden rellenar los formularios de reclamación para recuperar el importe de sus billetes. Sin ruido, sin dramas, sin jaleos. Como cuentan María y Diego, que tenían que estar ya en Barcelona pasando el puente con unos familiares: “Como el avión que tenía que hacer la ruta quedó en Vigo teníamos la esperanza de poder volar, sobre todo porque el problema empezó ayer a media tarde. Pero al llegar aquí ya vimos que no íbamos a tener opción”, aseguran. “Rellenamos los papeles y ahora reclamaremos el dinero del vuelo vía telefónica o por internet, porque la opción que nos daban era un vuelo mañana a las 22 horas y non os interesa”, señalan.

Por el momento ya se han cancelado más de 22 vuelos en toda Galicia a pesar de que están en sus puestos de trabajo tres controladores, el de Vigo y A Coruña y uno de los cuatro de los que dispone Santiago. Mientras, el Gobierno ha decretado el estado de alarma pero compañías como Iberia o Ryanair ya han anunciado la cancelación hasta el domingo de todos los vuelos con llegada y salida no sólo en España, sino también en Portugal.

Habrá partido, pero fuera de España no hay información

Uno de los afectados ha sido el FC Las Palmas, que mañana se enfrentará al Celta en Balaídos y ayer llegaba por los pelos a Barajas. El club ya se encuentra de camino a Vigo en autobús, a pesar de que las previsiones meteorológicas no dejaban claro que pudieran pasar por el Padornelo debido a la ola de nieve. El club tiene previsto entrenar esta tarde a las 18 horas en A Madroa.

Fuera de nuestras fronteras la situación es peor, ya que las compañías aéreas no se hace cargo de las noches de hotel extra ni los traslados de los pasajeros que se han quedado en tierra esperando a que se reabra el espacio aéreo español. Es lo que le sucede a una familia viguesa que lleva desde el viernes esperando con una niña pequeña en París. “No tenemos información, nos vamos enterando de lo que va pasando a través de llamadas y de los medios de comunicación”, explican.

Estado de alarma

El Gobierno ha declarado el estado de alarma y ha militarizado por completo el espacio aéreo español, con lo que los controladores incurrirían en un delito de desobediencia tipificado en el Código Penal militar en caso de no presentarse en su puesto de trabajo, lo que podría suponer entre 28 meses y seis años de cárcel además de la pérdida del empleo.

Esta medida estará en vigor durante 15 días, aunque el espacio aéreo permanecerá cerrado hasta mañana. Los primeros en retomarse serán los vuelos internacionales, para después intentar recuperar la normalidad en los nacionales.

También te puede interesar