Cultura Vigo al día

Más de 350.000 personas disfrutan este verano de las fiestas de Vigo

El concierto de Patti Smith en Castrelos.
El concierto de Patti Smith en Castrelos.

VERÓNICA LÓPEZ/ “Cuando la ciudad se une, Vigo se convierte en una realidad imparable”. Con estas palabras el teniente de alcalde, Santi Domínguez, mostraba su enorme satisfacción ante los sensacionales resultados obtenidos en todas las actividades de las Fiestas de Verano de Vigo 2010. A pesar del enorme esfuerzo presupuestario, que con motivo de la crisis se tuvo que reducir en 400.000 €, la calidad de las fiestas se ha mantenido y se ha podido dar cobertura a los diferentes tipos de público. “Hacía años que entorno a estas épocas no se veía un Casco Vello revivir de la manera que lo hizo durante la Semana Grande, descubriendo a muchos ciudadanos su nueva cara”.

Todas las actuaciones resultaron un rotundo éxito, los turistas prolongaron su estancia en la ciudad, y según declaraciones del representante de los hosteleros vigueses las funciones en las Oficinas de Turismo crecieron un 50% respecto al año  pasado. Todo ello además de suponer un importante retorno económico, abrirá las puertas a Vigo y a sus fiestas más allá de los límites municipales, pasando a ser considerada  como una ciudad de gran atractivo turístico durante estas fechas.

En lo referido a la asistencia, más de 190.000 personas pasaron por el Auditorio de Castrelos durante los conciertos a pesar de la cancelación oficial de la actuación Miguel Bosé por motivos logísticos. El de Mika fue el más numeroso con casi 20.000 personas. Y alrededor de 60.000 pasaron por el Casco Vello, de las que 4.000 asistieron a la noche del pregón y unas 6.000 disfrutaron de las 6 actuaciones llevadas a cabo en la plaza de la Constitución.

Otros espectáculos se valoran entorno a las 100.000 personas, destacando aquí O Marisquiño, en el que 60.000 personas se dieron cita a lo largo de los tres días que duró el evento de cultura y deporte alternativos. Algunos más  fueron el Castrelos Circus, con más de 18.000 personas, y el Festiclown que consiguió acoger a unas 20.000 personas y recaudar un total de 15.000 € que serán donados para producir ese mismo espectáculo nada menos que en Palestina.

La programación infantil también alcanzó  importantes índices de asistencia: 15.000 personas pasaron por el Castro Cativo y entorno a las 2.000 llenaron el remodelado Auditorio municipal, en donde este año por primera vez y como novedad se llevó a cabo el Teatro Infantil.

También te puede interesar