RGPD - Cookies
Destacados Nacional

Un registro civil de Canarias pregunta para dar la nacionalidad o la residencia quién es Manolo Escobar

Preguntas Registro Civil de Puerto del RosarioNacionalizarse español, u obtener el permiso de residencia, no es nada fácil. A los trámites normales, como es tener un trabajo, que si pidiesen a más de 4 millones de españoles nos devolverían a la emigración, hay que unir otros requisitos, no menos exigentes, como conocer el nombre del presidente de una comunidad autónoma, citar dos películas españolas, saberse los colores de varias banderas, desde la del Estado hasta la de alguna autonomía, saber los platos típicos de nuestra cocina, decir de memoria el nombre de algún alcalde o saber quién es Manolo Escobar.

Estas son algunas de las preguntas que se hacen en el Registro Civil de Puerto del Rosario, en Canarias, cuando se van a pedir estos permisos. Preguntas todas ellas directamente relacionadas con los derechos y obligaciones de los inmigrantes, pues ¿qué extranjero no tiene derecho a disfrutar de la paella, la tortilla de patata o las ‘papas arrugás’? o ¿no es una obligación saber que el alcalde de Puerto del Rosario se llama Marcial Morales y el del cabildo Mario Cabrera?

¿Qué inmigrante puede pretender ser español sin saber jugar al palo canario o dominar las llaves de la lucha canaria?, pero lo mejor es que aquí nadie puede naturalizarse sin dominar la cultura hispánica, algo que lleva implícito el saber que el Día de la Hispanidad es el 12 de Octubre o ser capaz de reconocer, se tenga carro o no, al gran Manolo.

Curiosamente, en este registro no preguntan nada sobre temas como que todos los españoles son iguales ante la ley sin que puedan ser discriminados por razón de raza, sexo, religión o procedencia; tampoco se habla del derecho al habeas corpus y a una vivienda digna, a la presunción de inocencia, a la libertad sindical o a no sufrir tratos denigrantes, cuestiones de las que, curiosamente, sí se informa a quienes intentan acceder a la nacionalidad en países tan poco adelantados como el Reino Unido, Noruega, Holanda, Francia, Alemania o los Estados Unidos, donde el proceso es tan serio que hay que superar un riguroso examen en el que se inquiere sobre la Constitución o los derechos civiles y que acaba con la toma de juramento de lealtad por parte de un juez federal.

Pero que sabrán estos sajones de los…narices, sobre el arraigo, aquí para ser un buen español hay que reconocer a la ‘Roja’, aplaudir cuando sale Antonio Banderas en la tele, saber pedir una caña con bravas y si de fondo suena ‘donde estará mi carro, dónde estará mi carro’ soltar un ¡Olé! como Dios manda, sin que se note el acento congoleño, ¡coño!

También te puede interesar