Vigo al día

Sesenta millones de euros podrían dar para mucho

BEATRIZ MUÑIZ/ Esta mañana ha llegado a Vigo un velero interceptado por la policía en altamar cargado con mil kilogramos de cocaína en su cubierta. La operación fue realizada cerca de las Islas Azores proveniente de aguas brasileñas. La situación indica que parte del alijo se recibiría en Arousa mientras que el resto tenía como destino final el Reino Unido.

La crisis también afecta a la droga

Numerosos datos difundidos por el departamento de la Policía Antidroga y el Observatorio de Galicia sobre Drogas indican que a pesar de la crisis el precio de la cocaína se ha disparado. Hasta el año 2009 se obtenía una ganancia de 33.000 € por kilogramo de coca, mientras que en la actualidad, se obtiene una media de 39.000 €.

La recesión apunta a todos, y la demanda ha disminuido notablemente, con lo que el precio y la calidad de la droga ha sufrido un fuerte aumento. A principios del 2000 el precio ‘al menudeo’ del gramo de cocaína era de entre 35 y 40 euros pero la calidad dejaba mucho que desear; sin embargo, hoy se paga el gramo a una media de 60 €.

Hoy han llegado a Vigo 1.000 kilogramos de esa sustancia tan exclusiva, dañina y común desgraciadamente, que vendido cada gramo a 60 €, da un total de unos suculentos 60 millones de euros que posiblemente cambiarían la vida de más de alguno y la de todos en general.

Cuánto se podría hacer en Vigo

Esa cantidad en el haber vigués podría cambiar la ciudad de algún modo. Multitud de fines sociales serían satisfechos con esa cantidad como por ejemplo la rehabilitación del Casco Vello o convertir el edificio ‘La gota de leche’ en un albergue rehabilitado para personas sin recursos.

Se podrían adquirir 1.200 máquinas de T.A.C de última generación, 100 000 mensualidades en servicios de geriátrico, 60 millones de cafés para personas sin recursos como drogodependientes o prostitutas que trabajan a diario en las calles de Vigo o simplemente 6 años de impuesto de recogida de basuras gratuito para todos los vigueses.

Dada la situación habría que analizar la moral de estas personas que llenan sus bolsillos en detrimento de la salud general. En España suponen un 30 % de los casos penados con prisión y en 2008 han supuesto en Galicia 861 procesos de corrupción por tráfico de drogas.

También te puede interesar