RGPD - Cookies
Destacados Vigo al día

Aellyca no se pudo defender de su agresor

Recibió entre 9 y 11 golpes, los primeros en la cara y la frente y los últimos en la parte posterior de la cabeza. La segunda jornada del juicio con jurado popular contra el hombre que en 2008 mató a su pareja sentimental a golpes con un adoquín de cemento en Travesía de Vigo ha desvelado que la mujer, Aellyca, no se pudo defender al perder el conocimiento tras los primeros golpes.

Si el agresor le hubiera dado asistencia médica en ese momento, la víctima seguiría con vida. Sin embargo, los golpes por detrás causaron un grave traumatismo y una hemorragia cerebral que acabaron con la vida de la mujer. Un informe forense que contradice claramente la declaración del detenido, que aseguró que se estaba defendiendo de la mujer en un forcejeo en el que ella intentó agredirlo cuando estaba sentado en el sofá.

Tranquilo, sin ansiedad y coherente. Así lo encontraron los médicos dos días después del suceso. Una claridad que mantenía cuando, dos horas después de matar a su pareja, fue a una pizzería de San Miguel de Oia y sereno y sin balbucear pidió a la dependienta que llamara a la Policía por lo que había hecho.

También te puede interesar