RGPD - Cookies
Destacados Música y Cine

El maldito cáncer acaba con Dennis Hopper

Dennis HopperLe bastó una única película como director para pasar a la historia del cine. Easy Rider es la mejor herencia de Dennis Hopper que ha muerto hoy en Venice (California) a los 74 años de edad. El actor, recordado por sus papeles en ‘Gigante’ o ‘Rebelde sin causa’, sufría un cáncer de próstata, tal y como anunció el otoño pasado. Su último acto público fue la colocación de su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, en marzo pasado. Visiblemente enfermo y con una voz casi inaudible, dio las gracias al público y a sus amigos, entre ellos el mítico Jack Nicholson.

La vida de Hopper estuvo marcada por su adicción a las drogas y al alcohol que, junto con sus ideas políticas, hicieron de él uno de los actores malditos de la meca del cine. Quizá eso explique que sólo estuvo nominado el Oscar en dos ocasiones: como guinista de Easy Rider, en 1969 y por su papel secundario en ‘Hoosiers’.

También te puede interesar