RGPD - Cookies
Deportes Galicia

Más de 70 kilómetros de cinta para controlar al público

La Escudería Rías Baixas ha tenido que ajustarse mucho el cinturón para poder sacar adelante la 46ª edición del Rallye que lleva su nombre. La crisis obligó a los organizadores a recortar gastos en muchos apartados, pero el dispositivo de seguridad va a ser si cabe más importante que en otras ediciones. En los últimos años la seguridad del Rallye Rías Baixas Vodafone Gran Premio Concello de Vigo ha sido valorada de forma muy positiva por los comisarios de la Federación Española de Automovilismo.

Tanto es así que el ente federativo ha homologado un sistema de cintas de colores para acotar las zonas de público en los tramos a propuesta de la Escudería que preside Fernando Mouriño. Los organizadores del Rallye Rías Baixas Vodafone copiaron la idea del Rallye de Finlandia en 2002, puntuable para el Campeonato del Mundo de esta disciplina, y el éxito que tuvo en la prueba viguesa les llevó a solicitar esa homologación en el resto de rallyes del Nacional. De esta forma los aficionados que se desplazan a ver otras carreras tienen claro dónde situarse sin entorpecer el desarrollo de las mismas y sin correr el peligro que provocaban las vallas que se utilizaban hasta entonces.

Para informar de las zonas en las que está prohibida la presencia del público la Escudería Rías Baixas utilizará en esta prueba 70.000 metros de cinta roja, 4.000 metros de cinta amarilla para las zonas autorizadas y 8.000 estacas para sujetar todo ese entramado. Es un montaje que llevarán a cabo 35 personas de las quinientas que colaboran en la organización del rallye. Un trabajo que se prolongará desde el viernes 29 de mayo hasta la madrugada del propio día del rallye.

Además, e igual que en años anteriores, la Escudería Rías Baixas acotará en el Parque de Trabajo, situado en el recinto ferial IFEVI, un pasillo para que los aficionados que lo deseen puedan presenciar, sin entorpecer, la labor de los mecánicos de los equipos participantes en el rallye vigués. Es otra iniciativa pionera dentro del Campeonato Nacional de Rallyes de Asfalto.

Dispositivo médico y de emergencias

La gran cantidad de personas que moviliza una prueba de estas características y los riesgos a los que están expuestos público y participantes obliga a la organización a disponer de un amplio dispositivo de emergencia. En cada uno de los tramos del Rallye Rías Baixas Vodafone Gran Premio Concello de Vigo habrá una UVI medicalizada en la salida, una Ambulancia y un Vehiculo R de excarcelación en el punto medio, además de otra UVI móvil en un punto estratégico de ese recorrido. Es un dispositivo que estará dirigido y supervisado por un médico desde dirección de carrera. Igualmente,  los hospitales de la zona e incluso el helicóptero de SOS Galicia estarán alerta para atender cualquier urgencia que pudiese suceder.

A lo largo de los tramos, aproximadamente cada kilómetro y medio, se distribuirán también puntos de emisora, vehículos con dos personas conectadas a dirección de carrera a los que podrán dirigirse los participantes del rallye si surge cualquier tipo de contratiempo.

También te puede interesar