Vigo al día

Los ministros de Pesca de la UE plantean en Vigo el final del actual sistema de cuotas

La comisaria Damanakis y la ministra Espinosa, en la rueda de prensa posterior al Consejo, esta mañana en el Museo do Mar de Vigo
La comisaria Damanakis y la ministra Espinosa, en la rueda de prensa posterior al Consejo, esta mañana en el Museo do Mar de Vigo

Se buscarán alternativas al actual sistema de cuotas pesqueras que se usa en la Unión Europea, se intentará diferenciar de manera más clara la pesca artesanal de la industrial y la comisión hará más caso a las organizaciones regionales a la hora de tomar decisiones en materia de pesca. Estas son tres de las conclusiones más importantes a las que han llegado los ministros de Pesca de los 27 en la reunión informal que han mantenido en Vigo durante los dos últimos días. En una rueda de prensa conjunta la ministra Espinosa y la comisaría Damanakis confirmaron que se buscará un sistema para crear un fondo propio para la “pesca a pequeña escala“ porque la diferenciación que se hizo en su momento entre embarcaciones artesanales e industriales no fue la correcta lo que obligará a plantearse una nueva definición “y una nueva clasificación que se ajuste a la realidad” y señaló como referencia el fijarse más en las artes que emplean estas embarcaciones que en su tamaño, “que puede ser engañoso”, recalcó Espinosa.

En este aspecto la comisaria indicó que se atenderá la petición que ha hecho el sector para que se implanten las cuotas individuales transferibles, aunque dejó claro que el tema sólo se había comentado estos días y que no había una decisión firme de la Comisión Europea.

María Damanakis sí se mostró más preocupada por la urgente reforma de la Política Común pesquera como única manera dado el “momento crítico” en el que están los caladeros a causa de la sobreexplotación y apostó por un uso racional de los recursos “que están ya muy esquilmados”, señalando que la solución pasa únicamente por una industria que sea capaz de convencerse de que es necesaria una actividad que garantice un uso sostenible de los recursos.

En este punto, Elena Espinosa, aunque negó que la sobrecapacidad afecte a todas las aguas europeas por igual, defendió el cierre de caladeros, como el de la anchoa y recalcó que es necesario atenerse a lo que digan los estudios científicos como única alternativa para garantizar la regeneración de las pesquerías, sus sostenibilidad y evitar la desaparición de especies o el fin de los caladeros. La ministra incidió en lo oportuno de que la Unión Europea esté presente en otros países, como manera de exportar esa idea de sostenibilidad y aseguró que se aumentarán los esfuerzos para seguir combatiendo la pesca ilegal.

También te puede interesar