RGPD - Cookies
Destacados Internacional

La huelga contra el plan de austeridad de Papandreu salda su segundo día con la muerte de tres personas en Atenas

Más de 50.000 personas se han manifestado en la capital griega para protestar contra las medidas del gobierno, aprobadas tras el compromiso firmado con la Unión Europea que ha permitido que Grecia reciba 110.000 millones de euros para salir de la bancarrota.

Huelga en GreciaLa huelga iniciada por los funcionarios griegos, a los que se han sumado trabajadores de las empresas privadas del país, ha causado ya la muerte de tres personas en aquel país. El paro, convocado en contra de las medidas de austeridad aprobadas por el gobierno de Papandreu, ha sacado a las calles de Atenas a más de 50.000 personas, una protesta que ha derivado en graves altercados cuando algunos manifestantes se enfrentaron a la Policía con piedras, señales y hasta tapas del alcantarillado, como han relatado varios testigos.

Durante estos ataques, que los agentes repelieron gases lacrimógenos, dos hombres y una mujer murieron asfixiados en un inmueble comercial de dos plantas, sede del banco Marfin, el tercero de los edificios que fue incendiado esta mañana, junto con una oficina municipal y una delegación de la Unidad contra Delitos Financieros.

Según informaciones de varios medios de comunicación, decenas de jóvenes anarquistas salieron a las calle encapuchados, y han arrasado escaparates de tiendas y arrancando placas de mármol de los edificios para lanzárselas a la Policía. A ellos se unieron varios centenares más que, además de agredir a los agentes antidisturbios, intentaron irrumpir en el Parlamento y quemaron contenedores de basura.

Las medidas aprobadas por el ejecutivo griego son consecuencia del compromiso alcanzado por Papandreu con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional que ha permitido que Grecia reciba una ayuda 110.000 millones de euros (más de 18 billones de las desaparecidas pesetas) para hacer frente a un déficit que se acerca al 13,6% y una corrupción, heredada del gobierno conservador de Kostas Karamanlis, que ha colocado al país a un paso de la bancarrota.

También te puede interesar