Destacados Vigo al día

Los concejales rebajan el nivel del debate político a bronca de taberna

Pleno del Concello de Vigo/Tresyuno ComunicaciónPenosa. Esa es la imagen que dieron hoy los concejales durante el Pleno en el que se aprobaron los presupuestos municipales para 2010. A las descalificaciones entre los diferentes portavoces de los grupos, se sumó la decisión del alcalde de saltarse el acuerdo sobre los turnos de palabra y réplica que se habían pactado en la Xunta de Voceiros, según denunció el Partido Popular, lo que provocó que los 13 concelleiros del mismo abandonasen la reunión de la Corporación. El incidente se produjo después de que Abel Caballero autorizase una intervención de 5 minutos al portavoz socialista para hacer explicación de voto, un turno que se produjo después del debate entre el responsable de economía popular, Jorge Conde, y la conelleira de Facenda, Raquel Díaz.

La oposición entendió después de que tomasen la palabra ambos, además del voceiro del BNG, el debate había concluido, “tal y como consensuamos los tres partidos”. Ante esta actitud del alcalde, que el líder popular, Chema Figueroa calificó de “prepotente, sectaria y arrogante”, los miembros del grupo mayoritario, se levantaron y salieron del sesión plenaria.

Antes, durante el debate, el concejal Jorge Conde calificó a la concejala de Hacienda de “listilla” y la acusó de haber encargado el Plan Económico Financiero a un “amigote después de que este crease una empresa sólo para realizar este trabajo que calificó de “auténtica chapuza”, acusaciones a las que Raquel Díaz contesto asegurando que el PP también había adjudicado contratos “a dedo” durante la gestión de Corina Porro. En medio de este cruce de acusaciones, el alcalde avisó a Conde que no permitiría esas expresiones “que no caben en el ámbito democrático y el teniente de alcalde avisó que la palabra ‘listilla’ era claramente machista y que si volvía a emplearse, el BNG abandonaría la reunión.

257 millones para 2010

Al final, lo más importante, la aprobación de las cuentas, quedó en un segundo plano. Y ello pese a que los 257 millones que gestionará el gobierno local este año es la mayor cantidad que ha tenido una corporación en la historia de la ciudad. De los mismos, que los nacionalistas calificaron como “de izquierdas, ya que hacen un reparto más justo de la riqueza, 16 millones se destinarán a humanizaciones y un 20%, aproximadamente, 51 millones, más se invertirán en “mejorar la ciudad”. Las cuentas incluyen partidas para el pago de las indemnizaciones impuestas por las sentencias urbanísticas de Miraflores y Nebrija, que suman unos 11 millones en total.

La responsable de Hacienda aseguró que estos orzamentos transformarán Vigo totalmente, destacó que es la primera vez que se aprueban las cuentas municipales tres años consecutivos y subrayó la importancia de la elaboración de un Plan Económico que permitirá invertir 100 millones este año y el que viene, recuperando la estabilidad económica en este tiempo. Raquel Díaz defendió haber encargado la elaboración del mismo a un compañero de la Universidad del que resaltó su amplia experiencia y su curriculum.

Por su parte, el popular Jorge Conde criticó las humanizaciones que, dijo “sólo servirán para que paseen los miles de vigueses que se han quedado sin trabajo”, denunció que el gobierno local no haya incluido un euro para expropiar los terrenos de la Depuradora o la Cidade da Xustiza y lamentó que tampoco haya dinero para las asociaciones vecinales que, enfatizó,  “es la prueba de que quieren cargarse ustedes el movimiento vecinal”. Respecto al Plan Económico Financiero, los populares señalaron que lleva a un endeudamiento sin precedentes al Concello, ya que se contemplan créditos por 27 millones en 2010 y la misma cantidad en 2012 y 11,9 más en 2012, lo que suma 65,9 millones , “hipotecando el futuro de los vigueses”.

 

También te puede interesar