RGPD - Cookies
Galicia

Ser madre mete en un ‘lío laboral’ a 8 de cada diez mujeres

Tener un hijo es un deporte de riesgo si quieres seguir trabajando. Tras un siglo reivindicando los derechos de la mujer aún hay aspectos básicos que no sólo no se tienen en cuenta, sino que normalmente la dejan marcada y señalada en su empresa por la dificultad que supone conciliar la vida laboral y familiar. Según los datos de una ONG, cerca del 80% de las mujeres tienen problemas en su trabajo por ser madres, un ‘mobbing maternal’ que en muchos casos acaba en despido sobre todo en tiempos de crisis.

Las medidas de conciliación, las jornadas reducidas o la baja maternal de cuatro meses son un motivo más que suficiente para que los gerentes de las empresas se plantee el no renovar un contrato o despedir de forma improcedente a la trabajadora. Eso si tiene suerte, porque lo normal es que el hijo en lugar de con un pan debajo del brazo venga con reducciones de sueldo, cambio de funciones y de zona de trabajo.

Depresión, ansiedad e insomnio son las consecuencias más habituales de un problema que afecta sobre todo a mujeres de entre 25 y 35 años con un nivel de cualificación medio o medio-bajo. Y ojo, cuanto más pequeño es el niño más problemas causa.

También te puede interesar