RGPD - Cookies
Música y Cine

A los Oscar hay que ir llorado de casa

No se puede llorar ni aunque a uno le sienten tan bien las lágrimas como a la impresionante Halle Berry
No se puede llorar ni aunque a uno le sienten tan bien las lágrimas como a la impresionante Halle Berry

AA./ Los Angeles.- Puedes darle las gracias a papá y a mamá pero no llorar. Esa es una de las cosas que les han dicho a los nominados a los Oscar de este año los organizadores de la gala: “llorar no da bien en pantalla y al espectador no le gusta ver a una estrella agradeciendo el premio con los ojos llenos de lágrimas”.

Como siempre, la mitad de los ganadores mandarán a paseo a los realizadores y productores del evento…no hay más que recordar cómo subió a recoger su estatuilla Roberto Benigni, subiéndose por las butacas, la retahíla de santos que citó Pedro Almodóbar, “Virgin of La Regla…» o, aún más lejos, los desprecios a la Academia de Marlon Brando cuando mandó a rechazar su premio por ‘El Padrino‘ a la joven india Sasheen Littlefeather o el doble corte de mangas de George C.Scott, quien primero pidió que se le retirase la nominación por su papel en ’El buscavidas’, en 1961 y diez años más tarde ni se molestó en ir a buscar el Oscar por su papel en ‘Patton’, un galardón que (así como el de James Stewart por ‘Historias de Philadelphia’ acabó en el escaparate de la ferretería de su padre) se puede ver en el Instituto Militar de Virginia.

Dos discursos: el profesional y el cursi

Pero este no es el único consejo para los que se lleven al Tío Oscar, se les ha pedido que se escriban dos discursos: uno corto, para leerlo sobre el escenario, en directo ante una audiencia potencial de 2.000 millones de personas, y otro ya largo y lleno de recuerdos para Leganés, la Tía Ginny, el abuelo Patt, aquella florista que nos ayudó en nuestra niñez , la profesora que nos hizo debutar en la función del colegio o las 636 personas que participaron el rodaje, que podrán soltar en la sala de prensa, mandar imprimir, leer por teléfono a su familia o, y también es una recomendación, “mandar por Internet con una bonita foto de la ceremonia”.

 

 

También te puede interesar