Vigo al día

El posible cierre de Alfageme se negoció ayer en Vigo

AlfagemeEl problema de Alfageme es Juan Lago. Eso opina la Confederación Intersindical Galega que asegura en un comunicado que la Xunta y las entidades financiera, Caixanova y Banco Pastor, ven “muy difícil” aportar los avales para la salvar la conservera si ésta sigue regida por la familia Lago. Según el sindicato esta es la percepción que les trasladó el secretario del Instituto Galego de Promoción Económica (IGAPE), en la reunión que mantuvo con los trabajadores que se concentraron hoy en Compostela.
 

 

 

La última palabra, en Vigo
El futuro de la planta se decidirá en una reunión que se ha celebrado en la  ciudad  y en la que han estado Francisco Javier Álvarez, secretario del IGAPE, los directivos de la Alfageme y los representantes de las entidades financieras. Ante los problemas que representa la familia Lago, la CIG ha solicitado que se apruebe la concesión de un crédito de 2 millones para la compra de materia prima y el pago de las nóminas, una solución que permitiría, primero, forzar la salida de Juan Lago del consejo de administración y, segundo retomar la actividad durante dos meses y, tercero, encontrar un administrador “solvente” que se haga cargo del grupo.
“Es imperativo encontrar un nuevo inversor que ponga el capital para reflotar la empresa o plantear su posible fusión con otras del sector”, aseguran los responsables de la CIG. Sin eso, continúa la nota, Alfageme entraría en concurso de acreedores.

Mientras se ha celebrado la reunión, los trabajadores de las plantas de Vilaxoán y O Grove, se han concentrado  en la  factoría esperando noticias.

 

 

 

También te puede interesar