Vigo al día

El alcalde improvisa una ronda de contactos antifusión en una comida de la Cámara a la que iba como invitado

Abel Moncloa 2El compromiso de ser prudente con la fusión de Caixanova y Caixa Galicia le ha durado apenas 10 días. Abel Caballero aseguró que las propuestas del PP para la nueva ley de cajas desembocarán en un texto legal contrario a los intereses de Vigo y a los de Caixanova. El alcalde, se desentendió de las propuestas de su partido, expresadas por su secretario general y que, como han asegurado públicamente miembros de su ejecutiva “coinciden en un 80% con las de los populares”, para asegurar que las mismas acaban con los planes de futuro de la caja, que disminuirá su presencia en los órganos de gestión de la nueva entidad “en un tercio” de la actual.

Coacciones

Caballero denunció que la Xunta está “coaccionando” a Caixanova, calificó la propuesta legal, que aún no se conoce, de “intervencionista”, señaló que entregará la caja del sur a “otro territorio” en alusión a Coruña, aseguró que “la ciudad no va a permitir que se lleven su caja” e informó que adelantaría su regreso de la Cumbre de Copenhague, para estar pendiente de este tema.

Una comida privada a la que había sido invitado hace semanas

Al mismo tiempo, anunció que iniciaría una ronda de contactos con las fuerzas vivas de la ciudad que empezaría hoy con una comida de trabajo con la Cámara de Comercio.

Sin embargo no ha sido así, sino que el alcalde fue invitado a la comida tradicional de Navidad de la Cámara a la que acuden los miembros de su Pleno, un acto que, como todos los años es informal, privado y en el que, como ha podido saber vigoalminuto, no estaba previsto ni tratar este tema ni se había convocado a la prensa. Esto último lo hizo la propia Alcaldía a las 13:39 horas de hoy.

Respuesta del PP

El grupo municipal del PP, ha tachado la postura del alcalde de prepotente, “como si estuviese en sus manos tomar una decisión de esta importancia, le ha recordado que en el Parlamento de Galicia hay un “consenso” sobre esta Ley y ha denunciado que ha adoptado una “postura amenazante” e irresponsable cuando lo que se debate es algo de tanto calado como el futuro del sistema financiero gallego.

 

También te puede interesar