Vigo al día

Un marinero del Alakrana confirma que nadie fue llevado a tierra por los piratas

Los piratas habrían cedido en la entrega de sus compañeros detenidos en España y acaban con el secuestro tras cobrar 2.300.000 euros. El presidente Zapatero ha informado a Mariano Rajoy del fin del secuestro

 
Lo último que se sabe del secuestro del ‘Alakrana‘ es que, al final, ningún marinero fue llevado a tierra por los piratas. El propio patrón confirmó en una entrevista que simplemente “fue una amenaza” que recibieron, lo que sucede es que él, al estar en el puente de mando del barco, no pudo confirmar si era cierto. Hoy mismo, uno de los marineros supuestamente llevados a tierra, confirmó en una entrevista que sólo se los metió en un bote para hacer creer a los demás que los trasladaban, pero a continuación, cuando ya no los veían sus compañeros cautivos, regresaron al pesquero y los metieron en otro departamento del barco, “para hacer creer a los demás que la amenaza la habían cumplido”.
 
El ministerio de Defensa admite que es posible que ninguno fuese a tierra y Moratinos confirma que sólo fue una estrategia para atemorizarlos. Pronto lo sabremos, cuando lleguen los marineros.
 
Durante la liberación no se produjeron heridos, al parecer sí hubo disparos de un helicóptero de la Operación Atalanta a uno de los esquifes de los últimos secuestradores en irse, y los piratas confundieron con la gente al desembarcar en la playa. Eso sí, allí mismo se disputaron entre ellos el botín a balazos. Ahora el padre de Abu Willy, el detenido en España, pide que se libere a su hijo, pero por lo pronto se calcula que ha recibido 33.000 euros (junto con la otra familia del pirata detenido).
 
Por otro lado, en una entrevista en la Ser, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Morantinos, también admitió que se le advirtió varias veces al Alakrana que dejase de pescar en la de peligro, desprotegidos de la operación Atalanta, así que pidió prudencia para el futuro.
 
El PP ya ha anunciado que ahora sí va a pedir explicaciones e incluso la reprobación de los ministros implicados ante “semejante descoordinación del ejecutivo”.
 
 Los piratas somalíes liberaron a los marineros tras pagar un rescate de unos 4 millones de dólares (2,3 millones de euros).  El pesquero navega ahora libremente hacia las islas Seychelles, donde se espera que lleguen el hoy, con toda la tripulación sana y salva y ya el fin de semana estarán en España. Algunos de los familiares viajan ya en un avión fletado hacia las islas para poder verlos en cuanto lleguen.
 
 El Alakrana estaba a 2 millas de la costa en el momento de la liberación y las fragatas a 30 millas del atunero.
 
Ricardo Blachdecía horas antes de la liberación que a la tripulación del ‘Alakrana’ le quedaban dos días en el barco. El patrón del atunero hacía estas declaraciones a Radio Nacional , informando de que estaban todos bien y de que los jefes de los piratas estaban a bordo. Blach comentaba que tenían “a 63 tíos abordo”.
 
Todos los marineros se encuentran bien, hay dos en enfermería pero por temas de ansiedad. Ricardo Blach, el patrón, señaló que todavía están nerviosos y asimilando lo sucedido, y que a algunos se les llegó “a ir la cabeza” pero ya están bien. 
 
Caso ‘Abdu Willy’

La polémica con los piratas detenidos en Somalia no se termina. Ahora, el abogado de ‘Abdu Willy’ pidió hoy al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que se dirija al Estado Mayor de la Defensa (EMAD) para que aclare si su cliente y el otro supuesto corsario “fueron trasladados” a un barco francés antes de ser trasladados a España, al entender que esta maniobra podría convertir su detención en “ilegal” y provocar la nulidad de las actuaciones. En ese mismo escrito, el letrado reclama al titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 que “concluya hoy el sumario” para que el juicio contra los dos presuntos corsarios pueda celebrarse “inmediatamente”. No recurrirá el auto de procesamiento para contribuir a que el instructor “pueda declarar de forma inmediata su firmeza”, a fin de que la vista “pueda celebrarse sin obstáculo alguno”.

Además, se ha vuelto a cuestionar que su cliente sea mayor de edad, alegando que en las pruebas médicas que se le practicaron se utilizaron baremos para un hombre de raza blanca europeo. Su estratregia de defensa pasa por sostener que su cliente es “inocente” y conseguir que, si no alcanza un acuerdo con el fiscal que permita su expulsión de España en virtud de la Ley de Extranjería, sea acusado de complicidad en un delito de detención ilegal.

También te puede interesar