Vigo al día

La ‘Gota de Leche’ podría albergar el primer centro intergeneracional público de Galicia y una oficina de asesoramiento laboral

Gota de LecheUn centro intergeneracional, que sería el primero de titularidad pública que se abriría en Galicia, y otro de asesoramiento laboral. Esos podrían ser los usos que la Consellería de Traballo dé a la ”Gota de Leche’. Según ha sabido vigoalminuto, el centro intergerenacional sería similar al que se está construyendo en Allariz y que podría estar funcionando en 2010. El mismo estará ubicado en un inmueble de la rúa Irmandade del concello ourensano y dotado con 30 plazas para mayores con comedor, gimnasio, lavandería y zonas de estar y habilitado para menores de 35 años y mayores de 65.

El edificio de la ‘Gota de Leche’, según explicaron la delegada territorial de Traballo y Benestar, Carmen Bianchi, y Carlos Amorín, técnico de este departamento, en la visita que realizaron el 9 de septiembre, dispone de un comedor para 44 comensales, está preparado para el acceso de personas con movilidad reducida, ha sido dotado de una instalación antiincendios, un nuevo ascensor lavandería y 4 duchas adaptadas. La anterior Vicepresidencia do Benestar había invertido en la mejora y reforma del mismo 241.523 € y la actual Consellería de Traballo e Benestar, su uso para albergue fue descartado tras el convenio firmado entre la Xunta y las Misioneras del Silencio.

Los centros intergeneracionales son aquellos en los que niños, jóvenes y personas mayores participan conjuntamente, en el mismo emplazamiento, en servicios y programas continuados por medio de actividades planificadas y periódicas. Los adultos sirven a los niños y jóvenes como mentores, preceptores, amigos o cuidadores y los niños y jóvenes sirven a los mayores acompañándolos, haciéndoles visitas o superviando y facilitando la realización de algunas de sus tareas.

Según la experiencia de otros espacios similares que ya funcionan en Andalucía, Cataluña o Asturias ( el de Oviedo es uno de los más completos de toda España), la interacción cotidiana con niños y jóvenes consigue que las personas mayores se sientan en una atmósfera parecida a la de una familia, reduce los accidentes, mejora su nivel de ejercicio físico y mental y evita la depresión, consecuencia de la soledad. 

También te puede interesar