vigoalminuto.com - Tu periůdico digital

Pros y contras de la Ley Antitabaco

Posted by on Feb 28th, 2011 y archivado abajo 'Qué te cuentas?'. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada en el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

Foto: Gonzalo BarajaJUAN MANUEL VIDAL*/‚ÄúFumar es un placer…genial, sensual….Fumando espero, al hombre a quien yo quiero… Y mientras fumo, mi vida no consumo porque, flotando el humo, me suelo adormecer…Por eso, estando mi bien, es mi fumar un ed√©n. Dame el humo de tu boca…anda, que as√≠ me vuelvo loca…‚ÄĚ As√≠ cantaba la gran Sara Montiel en 1957, cuando protagoniz√≥ la pel√≠cula ‚ÄúEl √ļltimo cupl√©‚ÄĚ.

Esta licencia literaria viene pintiparada para el tema que nos ocupa: la implantación, el pasado 2 de enero del 2011, de la Ley Antitabaco. Emulando a los reporteros de guerra, contaré la batalla abierta entre defensores y detractores de la forma más aséptica posible. Aclaro a suspicaces que no soy fumador, pero tampoco paladín de la causa antitabaco.

He vivido entre fumadores casi toda mi vida, lo que me ha convertido en fumador pasivo. A buen seguro habr√© visto mermadas mis capacidades olfativas por convivir con fumadores en casas, oficinas, bares, estadios, etc., pero tambi√©n lo han sido por la acuciante contaminaci√≥n urbana, por la falta de aseo en plena hora del transporte, por las emanaciones de gases comunitarios, etc., y no por ello se han tomado medidas proporcionales contra los causantes como las adoptadas ahora contra los fumadores, chivo expiatorio sobre el que verter y canalizar la ira colectiva: ¬°Ahora le toca a quien fuma, no a quien emite derivados del di√©sel desde el trasporte p√ļblico!

Recientemente segu√≠ con atenci√≥n un foro de Internet que un medio de comunicaci√≥n abri√≥ sobre el particular, donde ‚Äúactivos y pasivos‚ÄĚ del tabaco opinaban a pulm√≥n batiente. Por econom√≠a de espacio y ahorro en el esfuerzo de su lectura, les sintetizar√© lo mas fidedignamente posible los casi 250 comentarios a que dio lugar.

Hubo opiniones para todos los gustos, duelos dial√©cticos, pros y contras, como en todo tema de conversaci√≥n donde se contrastan los pareceres. Hubo quien apel√≥ al perjuicio de la minor√≠a del sector fumador (seg√ļn diversas fuentes, un 30%), frente a la mayor√≠a de beneficiados, cuando antes se invert√≠an los papeles con id√©nticos ratios.

Muchos mostraban que ahora el ruido y la suciedad se habían trasladado a la puerta y alrededores de los bares y oficinas, cuando antes se concentraba en su interior; los había que rechazaban la delación de sus prójimos a modo de colaboración ciudadana; otros se congratulaban porque sus ropas ya no olían, sus narices no se colapsaban, no les picaba la garganta y sus ojos no se irritaban; algunos, comprensivos, apelaban al papel de la administración como facilitadora de tratamientos para dejar la adicción, frente a la prohibición dura.

Entre los fumadores se exig√≠a que no se hablase de ellos c√≥mo delincuentes, sino quiz√° m√°s como adictos y con dificultad para salir de ello; alguno apelaba a la iron√≠a al reconocer el amparo de los derechos de los no-fumadores, pero calificaba de desmedido que los fumadores no tuvieran ning√ļn derecho ni lugar donde tomarse un caf√©, dudando de si la Constituci√≥n era igual para todos, y ped√≠a m√°s tolerancia.

Resulta curioso que ciudadanos no identificados como hosteleros, volviesen sus ojos hacia el presunto perjucio causado contra los negocios de √©stos, si bien hab√≠a quien consideraba que era pronto para hacer balances de lo llenos o vac√≠os que estaban los bares, al coincidir la medida con la crisis, la cuesta de enero, los excesos de las fiestas, debiendo esperar unos meses para ver el grado de afectaci√≥n. Tambi√©n algunos ‚Äúbarr√≠an para casa‚ÄĚ se√Īalando esta ley como causante del cese de los negocios, cuando, como bien recordaba otro lector, ‚Äúesta medida lleva a√Īos siendo normal en el resto de Europa…‚ÄĚ.

[Leve ex-cursus. En mi opini√≥n, aqu√≠ se hizo muy mal por demorarla dos a√Īos, implantando medidas provisionales de adaptaci√≥n en las que hubo que invertir dinero hoy tirado a la basura. De haberse aprobado entonces, no hubieran dado razones de protesta al gremio hostelero. √Čste se quejar√≠a, pero por otros motivos.]

Finalmente, hubo quien apel√≥ a las cifras de muertos por tabaquismo, mientras otros defend√≠an su derecho a ‚Äúpulir‚ÄĚ sus vidas como ellos quisieran; los que se escudaban en la protecci√≥n de los menores; los que miraban la caja registradora como raz√≥n de ser; los que se√Īalaron la medida dentro de un cupo de acciones de distracci√≥n cuyo resultado se canjear√≠a en votos contrarios en las pr√≥ximas elecciones…

Como en toda guerra y √©sta, aunque dial√©ctica, lo es, hay v√≠ctimas y no podemos sustraernos de sus consecuencias. Habr√° ca√≠dos, damnificados y beneficiados, habr√° quien se enriquezca y quien pierda todo. Pero ya saben, ‚Äúsi vis pacem, parabellum‚ÄĚ.

La tolerancia debe ser bien entendida y mientras seamos complementarios, podremos vivir en equipo. Los derechos individuales terminan justo donde empiezan los de nuestros semejantes, pero el bienestar de la mayoría siempre debe estar por encima del bienestar de la minoría. Hasta ahora, esto ha sido al revés.

Creo que la metáfora manida de la pipa de la paz puede evocar ámbitos de tolerancia e incluso de evasión y huida ante el fragor y dureza de la vida cotidiana o de lo cotidiano de la vida, de la transculturalidad y el pluralismo. No quiero para los demás lo que no querría para mí. Deploro cualquier forma de exclusión, tenga el origen que tenga. La convivencia pacífica es posible, respetando sus derechos, con clubs privados para fumadores, pero también respetando a los que nunca cantarían, como Sara Montiel, que fumar sea un placer.

*Juan Manuel Vidal es sociólogo y periodista

Be Sociable, Share!

1 Respuesta for “Pros y contras de la Ley Antitabaco”

  1. sigarritos dice:

    …no hemos construido nada y hemos roto lo que pudo haber sido…
    …salud!!…
    …pd: buen art√≠culo profesor!…

Deja una respuesta

Anuncio
Publicidad

Publicidad de V al minuto

ElektronikSigara - sex shop vibrator