Publicidad de Vigo al minuto 1

vigoalminuto.com - Tu peridico digital

La sala de prensa se quedó pequeña para más de 20 medios diferentes

Posted by on Nov 21st, 2009 y archivado abajo Portada. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada en el RSS 2.0. Puedes saltar al final y dejar una respuesta. Pinging no est actualmente permitido.

La sala de prensa se quedó pequeña para tantos medios.

La sala de prensa se quedó pequeña para tantos medios.

Los ocho marineros gallegos del ‘Alakrana’ llegaron este mediodía a Peinador, donde fueron recibidos por algunos de sus familiares y por el presidente de la Xunta en privado. Posteriormente comparecieron ante prensa, que los recibió con aplausos, en una sala del aeropuerto que se quedó muy pequeña para tantos medios. El patrón de Baiona, Ricardo Blach, demostrando gran entereza, dijo que el cautiverio había sido “terrible” y que sufrieron “toda clase de humillaciones”. También relató que, al inicio del cautiverio, toda la tripulación fue obligada a tirarse al suelo boca abajo y fue encañonada por los piratas en el comedor del buque (de unos 20 metros cuadrados). A él y al capitán los tuviern todo el tiempo en el puente de mando, amenazados constantemente y, según dijo Ricardo, hasta teníamos que pedirles permiso hasta para ir al baño” . A los demás marineros se los trasladó a otra sala y se les permitió ir al baño con libertad y desplazarse por algunos compartimentos.

Uno de los momentos más tensos indicó que fue el de la liberación, ya que, junto a los dos barcos que esperaban a sus secuestradores había un tercero con otros piratas, así, fueron advertidos por sus captores de que tuviesen cuidado porque, una vez que ellos bajasen, “los otros intentarían secuestrarlos”. Blach advirtió de esta situación a la Armada y estuvieron atentos a ese nuevo barco “en todo momento”.

Cuando un periodista preguntó a los dos marineros supuestamente bajados a tierra por los piratas, qué había pasado realmente, la hija de Ricardo Blach, Cristina, periodista de profesión, exigió que no se hiciésen preguntas, ya que se trataba “sólo de una comparecencia para relatar ellos su experiencia y ya habrá tiempo para más”.

El patrón  pidió en nombre de todos sus hombres, que este fin de semana se les dejase descansar y que “por favor” no se les llamase ya que ecesitan “paz y tranquilidad”. Lo mismo pidieron los demás marineros, visiblemente emocionados y muy agradecidos a sus familias.

Blach dio las gracias a las dos fragatas de la Armada “que nos protegieron y arroparon” , al Gobierno “nos hemos sentido apoyados por él en todo momento”, así como a su empresa, al embajador en Kenia, a la Audiencia Nacional, a los amigos y a los familiares.

Precisamente, entre los familiares que acudieron a Peinador se encontraba la madre de Pablo Costas (de Baiona), que hoy recibió a su hijo y el jueves despide a otro que se va también al Índico; también acudió el padre de Secundino Dacosta (de Cangas), que también despide la semana que viene a otro hijo que se va al Índico.

José Carlos Neira, Joaquín Fernández, Secundino Dacosta, Antonio Pérez, José Antonio García, Ricardo Blach, Pablo Costas y Crujeiras descansarán hoy con la tranquilidad de saber que son libres, al igual que sus compañeros vascos, que rechazaron hacer declaraciones a su llegada al País Vasco.

Be Sociable, Share!

Deja una respuesta